EFEValadolid

El rejoneador Rafael Peralta, de 88 años, recibirá este próximo domingo el título de Hijo Adoptivo de la ciudad de Medina de Rioseco (Valladolid), como agradecimiento por los festivales taurinos que allí organizó, junto a su hermano Ángel Peralta (1925-2018), a beneficio de una residencia de ancianos.

El origen de este festival se remonta a 1954, primera edición de un festejo que cada año, durante el mes de junio, reunía en Medina de Rioseco a los mejores espadas del momento a beneficio de la residencia Sancti Spiritus y Santa Ana, y que de forma ininterrumpida, en diversos formatos, se celebró hasta 2005.

El vínculo entre los hermanos rejoneadores sevillanos y Medina de Rioseco, donde cada uno de ellos tiene dedicada una calle, surgió a raíz de un accidente de trafico que Ángel Peralta sufrió en las inmediaciones cuando se desplazaba por motivos de su profesión, y fue atendido por las monjas durante su convalecencia.

Ángel Peralta, que da nombre a una avenida situada junto a la residencia de ancianos, ya fue nombrado Hijo Adoptivo y ahora los será su hermano Rafael.

Los actos comenzarán este sábado (18 de septiembre) en el coso del Carmen, donde el centauro hará el paseíllo antes de encabezar un paseo de jinetes por las calles del municipio hasta el asilo de ancianos al que ayudaron tantos años, donde descubrirá una placa conmemorativa.

Al día siguiente, ya en el Ayuntamiento, firmara en el libro de honor y recibirá el título de Hijo Adoptivo, han informado este jueves fuentes municipales. EFE