EFEMadrid

Varias delegaciones de españoles de distintas comunidades, entre ellas una de 60 de Castilla y León, viajan este viernes a Tinduf (Argelia) "con total normalidad" pese a la alerta de atentado inminente emitida este jueves por el Gobierno, ya que están convencidos de que "no va a pasar nada" y no se puede "dejar de lado" al pueblo saharaui.

"En alerta llevamos ya mucho tiempo, lo que pasa es que ayer ha salido a los medios. Yo he ido en julio y también la había. En España hemos estado muchísimos años en alerta y la vida continuaba", ha asegurado en declaraciones a Efe Ángeles Méndez, presidenta de la Unión de Asociaciones Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León.

Desde el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, ha mostrado su convencimiento de que "no va a pasar nada". "Tenemos la seguridad por parte del Frente Polisario", ha dicho Méndez, quien lleva visitando el Sahara desde 1998 unas "dos o tres veces año", en esta ocasión para llevar medicamentos a un centro de diabéticos creado por su asociación.

Nueve personas -seis adultos y tres menores- de su grupo, inicialmente formado por 60 personas, han reculado tras el aviso porque "el miedo es libre" pero, en su caso, mantiene sus planes porque "si hay un sitio" en el que se ha sentido "segura" es en los campos de refugiados saharauis.

Y desde 2011, cuando fueron secuestrados dos cooperantes españoles, "muchísimo más".

La delegación de la Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara (Fandas) parte este viernes a Tinduf "con total normalidad", según ha afirmado a Efe Beatriz Sánchez, secretaria técnica de la organización, porque también confían "en la seguridad que va a ofrecer el pueblo saharaui".

De su federación, que lleva 25 años trabajando en la zona, también han claudicado dos personas, una mujer embarazada y su marido que "no ha querido dejarla sola ante el posible nerviosismo que podía crear la situación".

Tras conocer la advertencia del Ejecutivo de que la inestabilidad en la zona norte de Mali podía afectar a la seguridad de los campos y el riesgo "inminente" de un atentado contra españoles, su grupo se reunió y decidió que "no es el momento de abandonarlos y que hay que seguir".

"La situación geográfica de Mali siempre ha sido la misma respecto a los campamentos, el peligro puede estar ahí o en cualquier parte del mundo porque nadie estamos exentos de que pueda suceder una cosa así. Estamos tranquilos y confiados de que todo va a ir bien y de que el día 7 estaremos de vuelta", ha recalcado.

Antonio es coordinador del proyecto de odontología de Sahara Conmigo y cree que este asunto es "una movida de Marruecos para desestabilizar la situación y boicotear un poco el congreso que va a tener lugar en los campamentos del Frente Polisario del 19 al 21 de diciembre".

Pero su organización "nunca" dejará "de lado al pueblo saharaui". "A pesar de las noticias que han dado, nuestro corazón está con el pueblo saharaui y no podemos abandonarlos", ha concluido.

Unos 300 españoles de varias comunidades autónomas tienen previsto viajar a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) en los próximos días a pesar de la alerta lanzada por el Gobierno de que se puede producir de forma inminente un "grave atentado" contra españoles en la zona. EFE