EFESalamanca

El piloto que resultó herido el pasado agosto durante la extinción un incendio en Lobios (Orense), en la frontera hispanolusa, ha fallecido en Babilafuente (Salamanca) donde se recuperaba de las lesiones del accidente aéreo en que se vio involucrado, han confirmado a Efe fuentes de ese municipio.

El aviador, de 38 años, había regresado a su municipio de residencia después de haber permanecido en un hospital portugués y en el Clínico de Salamanca.

La aeronave, de tipo Canadair, sufrió un accidente durante los primeros días de agosto después de realizar una maniobra de reabastecimiento de agua en la presa del Alto do Lindoso (Portugal) y cayó ya en territorio español, a unos dos kilómetros de la frontera.

Como consecuencia del percance, uno de los tripulantes, un ciudadano portugués de 65 años, murió por parada cardiorrespiratoria cuando era asistido en el lugar del siniestro y su compañero, el salmantino de 38 años, fue trasladado en estado grave al hospital portugués de Viana do Castelo.

El Ayuntamiento de Babilafuente, a través de sus redes sociales, ha lamentado profundamente la muerte de Maxi, "amigo y vecino" y trasladado "todo el cariño del pueblo a su familia, amigos y a todos los vecinos". EFE