EFEValladolid

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha recriminado al Grupo socialista en las Cortes y al Gobierno central que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) no requiera de un proyecto individualizado de inserción laboral como sí dispone la Renta Garantizada de Ciudadanía de la Junta.

La consejera ha criticado la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez con el IMV porque a 32.000 familias de la Comunidad se les ha denegado y 2.250 familias han tenido que complementar esta ayuda con la Renta Gsrantizada, ha respondido a los socialistas durante el pleno de las Cortes.

La procuradora socialista Nuria Rubio ha arremetido contra la consejera por "echar por tierra" el IMV, aunque ha admitido que puede mejorar.

Ha lamentado que la consejera declarase que el 95 por ciento de los preceptores del IMV y la Renta de Ciudadanía habían abandonado la búsqueda de empleo, lo que considera que es "totalmente intolerable" y que son unas declaraciones "clasistas".

Por ello, ha pedido disculpas "en nombre del parlamento" ya que ha defendido que "las administraciones están para proteger y ayudar a la ciudadanía, no para insultarla".

Tras preguntar la procuradora socialista a la consejera cuáles son las razones para que las personas más vulnerables pidan ayudas, Blanco ha mencionado la subida del IPC, del precio de los alimentos y de los combustibles y los futuros peajes que planea el Gobierno central en las autovías.

Ha añadido el "fracaso" del IMV por dejar sin ayuda al 70 por ciento de los solicitantes y que desde que dejó el gobierno Mariano Rajoy hay un millón y medio más de parados "y se avecina otro hachazo fiscal".

También ha mencionado el bono térmico para denunciar que el eEecutivo nacional no ha ingresado aún a la Junta la cantidad correspondiente a 2020 para que puedan trasladarlo a las familias y para apuntar que tampoco han incluido a algunas personas en el listado para tener derecho al bono. EFE