EFEMorleja de Matacabras (Ávila)

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha reconocido este sábado a Félix Álvarez de Alba como el alcalde más joven de la historia de la democracia, ya que se convirtió en regidor de la pequeña localidad abulense de Moraleja de Matacabras, de 52 habitantes, con 18 años, 2 meses y 21 días.

Este acto celebrado en el Ayuntamiento de este municipio de La Moraña, al norte de la provincia, forma parte de los homenajes y reconocimientos que se celebran hasta el próximo 3 de abril, con motivo de los 40 años de ayuntamientos democráticos.

Según ha recordado el secretario general de la FEMP, Carlos Daniel Casares, Álvarez de Alba es el más joven de los 80.000 candidatos a alcaldes que ha habido en este tiempo y, por lo tanto, de los 40.000 regidores y regidoras que desde el 3 de abril de 1979, fecha de las primeras elecciones, han tomado el bastón de mando en sus municipios.

Por ello, Casares ha definido este acto como "entrañable, bonito y municipalista", teniendo en cuenta la "contribución" de los 8.131 ayuntamientos de España a la "cohesión territorial" y a la "consolidación del Estado del bienestar".

Este homenaje, al que se han sumado numerosos vecinos de Moraleja de Matacabras, que este sábado celebra a su patrón, San Sebastián, ha contado con la asistencia, entre otros, de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, y del presidente de la Diputación abulense, Carlos García.

Al inicio de su discurso, Félix Álvarez Alba ha reconocido estar "nervioso", antes de recordar a dos de los dirigentes del PP que hace 29 años le ayudaron con su candidatura cuando tenía poco más de 18 años: Félix San Segundo, que fue delegado de la Junta, y Fructuoso Corona, alcalde de Horcajo de las Torres.

Además de dar las gracias a la Federación Española de Municipios y Provincias, también lo ha hecho con los vecinos que desde aquel 26 de mayo de 1991 le han ido eligiendo elección tras elección, la última el año pasado con el 82,2 por ciento de los sufragios.

El alcalde de Moraleja de Matacabras ha aprovechado este homenaje para reivindicar una "mejor financiación" local, con el objetivo de "dar a los vecinos los servicios que necesitan".

Félix Álvarez de Ávila, que desde el pasado junio también es diputado provincial por el Grupo popular, ha pedido a los gobiernos central y autonómico que "redoblen su apuesta por los municipios".

Igualmente, ha agradecido su apoyo a su mujer y su hijo de 15 años que, según ha dicho a Efe, es el que "más" le "riñe", porque le llaman de manera "constante" para resolver problemas en su pueblo y en la Mancomunidad de Municipios de Madrigal de las Altas Torres.

Si hoy ha iniciado su discurso nervioso, hace 29 años le sucedió lo mismo al convertirse en alcalde de su pueblo con 18 años, 2 meses y 21 días ya que, según ha reconocido, le dio "hasta vergüenza ir al Ayuntamiento" durante los dos primeros años.

Álvarez de Alba ha explicado que dio el paso de presentarse al comprobar cuándo iba a clase en el autobús que los pueblos de alrededor "empezaban a arreglar calles" y en el suyo "no se hacía nada" y "no tiraba".

Ahora, 29 años después, considera que en este municipio con 52 habitantes empadronados "ha cambiado todo", ya que "todas las calles están asfaltadas, las tuberías son nuevas, todo el alumbrado es LED" y se han realizado infraestructuras como el nuevo ayuntamiento, pistas de pádel y de fútbol sala.

"Creo que ahora mismo, tenemos todos los servicios", ha asegurado Álvarez de Alba, que en la actualidad vive en la vecina localidad de Madrigal de las Altas Torres, aunque se desplaza "todos los días" a Moraleja de Matacabras.

El secretario general de la FEMP se ha referido a este acto como un "homenaje al municipalismo y a Moraleja de Matacabras", que hace casi tres décadas tuvo "el alcalde más joven de la historia de la democracia".

La delegada del Gobierno en Castilla y León ha destacado que este acto sea "la forma de rendir homenaje a la mejor forma de hacer política" desde "la entrega, el espíritu de compromiso y generosidad".

En el mismo sentido, el presidente de la Diputación, el popular Carlos García, ha subrayado la trayectoria del homenajeado y ha apuntado que "Moraleja es un claro ejemplo de que se puede vivir magníficamente en el medio rural".EFE

1010617

agg/erbq

(foto)