EFEVitigudino (Salamanca)

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha puesto en marcha en la provincia de Salamanca dos programas de atención a la dependencia en su entorno familiar adaptados al medio rural, como una forma de asentar la población en los pueblos de Castilla y León.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha firmado este miércoles, en el municipio de Peralejos de Abajo (Salamanca), un protocolo de colaboración con las mancomunidades de Vitigudino y de Cabeza de Horno para el desarrollo de los programas 'A gusto en casa' y 'Viviendas en Red', como "paradigma del sistema de atención a la Dependencia 5.0".

Blanco ha asegurado, tras la firma del convenio, que son dos proyectos "complementarios e innovadores" y cuya finalidad es la de "ofrecer una alternativa a la atención en centros residenciales a personas con necesidades de apoyo, ya sean mayores, con dependencia, discapacidad o con enfermedad crónica".

A través de estos proyectos, los usuarios recibirán "servicios de calidad con un doble enfoque preventivo y proactivo en su propio entorno, convertido en un hogar seguro", ha argumentado.

La consejera de Familia también ha destacado de los dos programas que están diseñados para "ofrecer apoyo a los cuidados en el hogar, fomentando la autonomía personal y el envejecimiento activo, y previniendo la dependencia".

Además, "son programas adaptados al medio rural, palanca para la generación de riqueza y empleo y, por lo tanto, para el anclaje de población".

Desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades se ha destacado que estos dos proyectos beneficiarán a los 33 municipios adscritos a las mancomunidades de Vitigudino y Cabeza de Horno, en lo que se invertirán 10 millones de euros en los tres años de duración planificados, de los que 6,5 millones están asociados a la prestación de servicios, que se realizará de la mano de Asprodes-Plena Inclusión.

El proyecto 'A gusto en casa' consiste en la configuración de hogares seguros, donde los profesionales determinan el perfil de necesidades y expectativas del usuario y su nivel de riesgo, y planifican los cuidados conforme a estos parámetros.

Junto a este proyecto, 'Viviendas en Red' tendrá carácter pionero y está dirigido a las personas vulnerables que, aunque necesiten apoyos, quieren seguir viviendo en un hogar pero no pueden hacerlo, "bien porque su vivienda no reúne las condiciones arquitectónicas para permitir el desarrollo de una vida autónoma, bien porque ya no tienen una casa en propiedad en el entorno en el que nacieron o vivieron", ha indicado Isabel Blanco.EFE