EFEValladolid

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha anunciado que desde este mismo martes se ponen a trabajar con asociaciones, residencias y cuidadores para tener a lo largo de la legislatura un plan de atención sociosanitaria para personas con Alzheimer y sus familias.

Así lo ha planteado la consejera en rueda de prensa en la que junto al vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Familiares y Enfermos de Alzheimer en la Comunidad, Domingo Aceves, han detallado la campaña "Evolución" que pondrá en marcha la entidad con motivo del Día Mundial de esa enfermedad, que se celebra el próximo sábado, 21 de septiembre.

Se trata de una evolución para adaptarse a los nuevos perfiles de pacientes, cada vez más jóvenes, y de cuidadores familiares, en hogares con cada vez menos miembros y más envejecidos, ha explicado Aceves.

En Castilla y León se estima que hay unos 63.000 afectados por esta enfermedad, cifra que se triplica si se incluye a los cuidadores, y que forma parte de las patologías de deterioro cognitivo que suponen 42.000 de los 100.000 dependientes de la Comunidad, el 42 por ciento, ha recordado la consejera.

Por ello, Blanco ha sostenido que se necesita un nuevo "modelo de atención sociosanitaria", en el que se ha comprometido a trabajar esta legislatura para con el apoyo y las aportaciones de todo el sector contar con un nuevo plan.

El trabajo para alumbrar ese plan comenzará desde "ya", con contactos con asociaciones, familias, residencias y afectados y conocer qué se necesita y "hacia dónde tenemos que ir", ha referido Blanco.

La consejera ha recordado que en 2018 la Junta destinó más de 158 millones a atender a los afectados por la enfermedad y sus familiares.

Tanto Blanco como Aceves han incidido en que más que una discapacidad, el alzheimer es una dependencia que afecta tanto al que la sufre como a sus familiares.

Castilla y León es una de las pocas autonomías que tiene incluidos en la dependencia a los afectados de grado uno, el de menor nivel, que engloba a los enfermos de alzheimer y que permite actuar en los primeros estadios de la enfermedad.

Aceves ha insistido en que hay que adaptarse a los nuevos perfiles de enfermos y cuidadores en una patología que supone el 60 por ciento de los dependientes de España y cuesta 36.000 millones de euros al año.

Blanco ha recordado que este día mundial sirve para sensibilizar y concienciar a la sociedad de la situación y necesidades de las personas que tienen esta necesidad, lo que debe ir más allá del llamamiento que se hace una semana al año.

Con evolución, la federación nacional, que engloba a la regional, que cuenta con 28 asociaciones en Castilla y León con 600 trabajadores y más de 10.200 socios, busca la reflexión y tomar conciencia de que los tiempos cambian "y el paso del tiempo no sólo ha introducido nuevos perfiles demográficos que, a su vez, han generado nuevas necesidades, sino que también ha traído consigo la necesidad de actualizar los cuidados y las atenciones que han de satisfacer esos nuevos requerimientos", ha sostenido Aceves.

Y si "las necesidades evolucionan, es preciso que las respuestas lo hagan también en la misma medida", ha concluido, apostando por mantener la colaboración con la Consejería, en la misma línea de lo defendido por Blanco.EFE