EFESalamanca

La Fundación Eusebio Sacristán, con el apoyo de la Fundación de Castilla y León, llevarán a once municipios de la comunidad autónoma la Escuela de Deporte Inclusivo como una forma "apostar por la integración y la participación social de quienes sufren".

Así lo ha manifestado el presidente de las Cortes regionales y de la Fundación de Castilla y León, Luis Fuentes, durante la presentación de la Escuela, en el estadio Helmántico de Salamanca, quien además ha mostrado su satisfacción de que se ponga en marcha "por encima de ideologías, colores y banderas".

"Vivimos una crisis sin precedentes en la que el impacto del coronavirus ha disparado la brecha social y en un tiempo en el que los niños son los más desprotegidos y los que más necesitan de nuestra protección", ha agregado Fuentes.

En este sentido, desde la Fundación de Castilla y León -la antigua Fundación Villalar- se va a "redoblar su esfuerzo para promover el desarrollo de actividades dirigidas a fines sociales", ha añadido.

Esta Escuela de Deporte Inclusivo, junto a Salamanca, viajará a Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, además de a localidades como Miranda de Ebro (Burgos), Arévalo (Ávila) y La Granja de San Ildefonso (Segovia).

El exjugador internacional del Real Valladolid y del FC Barcelona Eusebio Sacristán, a través de la Fundación que lleva su nombre, será el encargado de dirigir esta escuela que nació del planteamiento de antiguos jugadores de fútbol que decidieron "poner al servicio de la sociedad experiencias y conocimientos".

Eusebio ha reconocido que a través de los primeros grupos de deporte inclusivo se dieron cuenta de "los beneficios que tenían esas convivencias alrededor del deporte", por lo que decidieron "poner en marcha escuelas de inclusión donde todos esos niños pudiesen convivir y entrenar juntos".

"El fútbol se ha demostrado que es un vehículo ideal para el desarrollo físico, intelectual, psicológico y emocional de las personas, por lo que dimos el paso de expandirnos para llegar al mayor número de niños posibles", ha añadido el exjugador y exentrenador.

Por su parte, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha reconocido que se trata de un "proyecto de región", básico para hacer "una Castilla y León más inclusiva y unida a través del fútbol".

En Salamanca, se pretende crear varios grupos para ochenta chavales, dirigidos por voluntarios, mientras que en el resto de localidades de Castilla y León el máximo será de sesenta jóvenes. EFE