EFEValladolid

La Audiencia de Segovia ha rebajado de 9 meses a 5 la condena impuesta a un joven que agredió a su padre propinándole propinó varios bofetones.

La Sala estima parcialmente el recurso interpuesto por la defensa del condenado contra la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 por un delito de malos tratos en el ámbito de la violencia familiar al apreciar la eximente incompleta de enfermedad mental.

El Tribunal rebaja también de dos años a año y medio el tiempo en el que el condenado no podrá acercarse a su progenitor.

El acusado fue absuelto de los delitos de amenazas leves e injurias por los que también fue juzgado.

Los hechos se remontan a octubre de 2016 cuando el ahora condenado se encontraba en el domicilio de su padre -está separado de su madre-, se dirigió a él y le dio varios tortazos con la mano en su cabeza mientras le insultaba. EFE