EFEValladolid

El consejero de Sanidad, Antonio Sáez, ha defendido hoy la calidad de la atención que prestan los servicios sanitarios de Sacyl en las diferentes provincias ante una batería de críticas formulada por el PSOE en forma de seis preguntas sobre la situación en Ávila, Segovia, Soria, Burgos, Salamanca y Zamora.

La primera en preguntar a Sáez ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León ha sido la viceportavoz socialista Mercedes Martín, quien se ha interesado por el plazo que la Junta prevé para que el anunciado servicio satélite de radioterapia de Ávila esté en funcionamiento.

Sáez ha asegurado hoy que la calidad y los resultados son la prioridad en los tratamientos de radioterapia contra el cáncer, mientras que la representante socialista le ha acusado de mentir 11 años sobre la instalación del equipamiento en varias provincias, en referencia a una promesa realizada en 2007 por el actual presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

"Hasta ahora los pacientes con cáncer reciben prestaciones de elevada calidad y con muy buenos resultados y no lo podemos poner en peligro", ha defendido el consejero, quien sin embargo ha reconocido que existe incomodidad en los casos de personas que se tienen que trasladar para recibir el tratamiento.

Sin dar una fecha concreta para la entrada en funcionamiento del servicio en Ávila, Sáez ha indicado que licitará el proyecto y a lo largo de 2019 realizarán las obras y la adquisición de equipamiento.

Se trata de una "farsa interminable", en 2007, 2011, 2015 y 2019, ha espetado al consejero la procuradora socialista, quien ha criticado que el PP ha tenido 132 meses, once años, para poner en marcha estas unidades que había comprometido durante este periodo.

Martín ha recordado un díptico que buzoneó el PP en el que decía que este partido "cumple, puedes confiar" y ha insistido el tiempo que lleva la Junta prometiendo la instalación de esta clase de equipamiento en la Comunidad.

En similares términos, la socialista segoviana Ana María Agudíez ha preguntado por cuándo se prevé una unidad similar a la anunciada para Ávila para la provincia de Segovia y el consejero ha reiterado los argumentos sobre la anteposición de la calidad del servicio.

Para los socialistas, el anuncio realizado respecto a Ávila y dejar al resto de provincias sin este mismo servicio es una "decisión de política caciquil", cuando se está hablando de "personas con cáncer", ha opinado Agudíez.

El consejero ha insistido en que la Junta ha adoptado decisiones sobre las unidades satélite de radioterapia en función de la planificación marcada por los expertos y es ahora, una vez reforzados algunos servicios, cuando es posible mejorar los resultados y la accesibilidad.

Después ha sido el turno del procurador soriano Ángel Hernández, quien ha pedido explicaciones al consejero sobre la situación sanitaria de la provincia de Soria.

Al respecto, Sáez ha defendido la calidad del servicio prestado y ha mencionado el reciente reconocimiento de la Fundación Europea de la Calidad Sanitaria para el servicio prestado en la provincia de Soria, pero ha incidido en que la paralización de las obras en el hospital soriano son responsabilidad del Ayuntamiento de Soria, gobernado por el PSOE, por no haber concedido aún el permiso municipal para iniciarlas.

"El contrato ya está adjudicado, estamos esperando la empresa y la Junta", ha sentenciado Sáez.

La socialista Virginia Jiménez ha denunciado también la "acumulación de promesas incumplidas" por el consejero con relación a la asistencia sanitaria en la provincia de Burgos, especialmente por la incidencia negativa que en su opinión ha tenido sobre la asistencia en el resto de la provincia del pago del canon anual para sufragar la inversión del Hospital de la capital.

En este caso, el consejero ha replicado a Jiménez con alusiones a la "demagogia" utilizada en su opinión por el Grupo Socialista, que le lleva a utilizar argumentos similares para unas provincias y otras, pero también para usar denuncias contra el presidente Herrera y él mismo, sin reparar en que las mismas denuncias del Defensor del Paciente se dirigen en los mismos términos contra presidentes autonómicos socialistas como la andaluza Susana Díaz y el castellanomanchego Emiliano García Page.

En términos similares se han desarrollado los debates en torno a la provincia de Salamanca, en este caso sobre las guardias del personal de enfermería que regulará la Consejería "en breve", y Zamora, donde el PSOE ha centrado su crítica en la anulación de citas del servicio de oncología.

Sobre este último caso, el consejero ha sostenido que no ha habido recortes, sino un "refuerzo" de un profesional desde 2017, y que estos cambios se deben a una "reprogramación" que es propia del funcionamiento de un hospital.EFE