EFEValladolid

Sobran plazas para los mayores en las residencias del medio rural de Castilla y León donde por contra hacen falta hasta 20.206 apoyos, en forma de servicios de proximidad, lavandería, limpieza, asistencia personal o ayuda a domicilio, según el informe de Plena Inclusión de la Comunidad, entregado este lunes al presidentes de las Cortes, Luis Fuentes.

Una de las redactoras del informe "Servicios a la dependencia en el medio rural", Ana Belén Sevillano, ha explicado a Efe que el estudio parte de que el 10 por ciento de los mayores de 75 años de la Comunidad, tengan discapacidad o no, requieren de apoyos en el medio rural, aunque no se tiene el dato de cuantas personas con discapacidad viven en el medio rural en Castilla y León.

El informe que ha detallado este lunes el presidente de Plena Inclusión en la Comunidad, Juan Pablo Torres, al presidente de las Cortes, recoge que el medio urbano está mejor dotado que el rural en esos servicios para mayores, en general.

En concreto, en servicios para personas con discapacidad intelectual y enfermedad mental en zonas rurales de Castilla y León, el número de plazas es ligeramente inferior a la población de Castilla y León (53,5% de las plazas frente a 57% de la población), mientras que en el medio urbano está más equilibrado y mejor dotado.

Hay déficit de plazas en zonas rurales respecto al ideal en el caso de los centros de día, donde faltan 242 plazas, y en viviendas, donde hacen falta 355 plazas.

Y en general, en cuanto a recursos para personas mayores en zonas rurales de Castilla y León, el estudio concluye que hay incluso superávit en las plazas de residencias, que además se corresponden con la participación de la población rural en el total.

El nuevo modelo de atención a mayores y dependientes apuesta porque puedan seguir en sus domicilios el mayor tiempo posible con los apoyos que requieran.

Pero para cubrir las necesidades de las personas mayores de 75 años que viven en su domicilio, serían necesarios implementar 20.206 apoyos de servicios de proximidad, comidas, lavandería, limpieza, compras, asistencia personal, ayuda a domicilio o transporte, ha precisado Sevillano.

El presidente de Plena Inclusión en la Comunidad ha defendido en ese sentido que "los apoyos personalizados, viva donde viva la persona dependiente, y trabajar su proyecto de vida es nuestro modelo de trabajo que deseamos que se impulse en toda la comunidad".

Y, según han detallado en un comunicado, el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, ha recordado el apoyo de la Fundación de Castilla y León a este proyecto, con el que esta entidad colabora con una aportación de 70.000 euros con el objetivo de favorecer una cartera de servicios en pequeñas localidades, destinados a personas dependientes.

Se trata además de "dinamizar las zonas rurales y favorecer la igualdad de oportunidades, especialmente en estos momentos".

A juicio de Fuentes, las personas con discapacidad necesitan una "respuesta urgente" porque el objetivo es que, en el proceso de recuperación económica y social, "nadie se quede atrás" y que determinados colectivos "no se vean obligados a abandonar su hogar para buscar servicios en poblaciones de mayor tamaño".

"Ese es el objetivo de acuerdos como este, tratar de buscar soluciones también desde el punto de vista sociosanitario para fijar población en nuestro medio rural", ha concluido el presidente de las Cortes.EFE