EFEValladolid

Trabajadores de Correos en Valladolid han protestado este viernes contra la política de la empresa pública, que consideran que está intentando privatizar el servicio, y han denunciado la "precariedad" de la plantilla, con sobrecarga de trabajo y contrataciones temporales.

Una caravana de 50 vehículos ha marchado por las calles de Valladolid convocados por los sindicatos CCOO y UGT y se ha detenido frente a la oficina de Correos en Plaza Rinconada para exigir que se ponga fin a la externalización en el servicio de Correos.

El representante sindical de CCOO Valladolid en Correos, Benito Gómez, ha denunciado que el presidente de la empresa, Juan Manuel Serrano, "está derivando carga de trabajo a otras empresas del grupo, como Correos Express".

"Estamos en pie de guerra, y no vamos a parar hasta que el señor Serrano no haga un plan estratégico que dé viabilidad a la empresa, que defienda lo público, como se le llena la boca", ha recriminado el sindicalista, en una protesta en la que se han visto pancartas con mensajes como "La movilización continua frente a su desguace", o "Correos no se vende, Correos se defiende".

Gómez ha pedido que "el cartero llegue cinco días a la semana a todos los puntos de Castilla y León", que ahora no es posible "porque está asfixiando con carga de trabajo superior a la que un cartero puede llevar, con contratación temporal, con precariedad en el empleo".

Ha reprochado que a Serrano le "queme lo público", y en este sentido le ha recriminado que "no ha defendido los 220 millones de euros" con los que contaba Correos hasta ahora en los Presupuestos Generales del Estado, ni haya pedido parte de los fondos europeos de recuperación como sí han hecho otras entidades.

"Somos públicos, Correos no es SEUR ni DHL", ha sentenciado el representante de CCOO, quien también ha lamentado que se les considerase servicio esencial en el Real Decreto del 14 de marzo del año pasado ante el confinamiento por la covid y no se les haya tenido en cuenta en el proceso de vacunación.

Desde UGT, Rosa González ha sostenido que a su juicio el cambio del logo ya supuso el inicio de las intenciones de privatización que ven en la empresa, pues ahora ya no sale la palabra "Correos".

"Los compañeros de Correos Express son autónomos y trabajan a destajo. Nosotros tenemos nuestro convenio con derechos que no queremos perder. No queremos que se pierda empleo en Correos y se aumente en Correos Express, sino que ellos tengan mejor convenio y se les considere trabajadores y no autónomos", ha exigido.EFE

1011920

ags/mr