EFEValladolid

El magistrado que ha permanecido al frente de la Audiencia de Valladolid 16 años, Feliciano Trebolle, se despide de su cargo y de su ejercicio judicial al cumplir 70 años, tras haber acometido una labor de aproximación a la sociedad y con la satisfacción por haber pertenecido a la carrera judicial.

Trebolle, en un encuentro con los medios de comunicación al abandonar su cargo, ha hecho un balance de su trayectoria y ha recordado algunos de los juicios más mediáticos desarrollados durante su carrera y parte de las sentencias más duras que ha tenido que dictar.

Orensano, licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela en 1972, Trebolle pasó por distintos destinos, entre ellos cinco años en Medina de Rioseco (Valladolid), lugar que ha calificado como su bautismo profesional, para pasar después a Valladolid capital como lugar de adopción desde el punto de vista laboral.

El magistrado, posiblemente el que más tiempo en España ha permanecido como presidente de una Audiencia Provincial, ha recordado que uno de sus propósitos al comenzar a desempeñar esta función se centró en dar transparencia a este organismo judicial, con un despacho en el que la puerta se ha encontrado "permanentemente abierta".

Tras agradecer a los periodistas "la colaboración y el respeto recíproco", ha citado, dentro de ese objetivo de acercar la Justicia a la sociedad, los acuerdos suscritos con administraciones y organizaciones que propiciaron que grupos de ciudadanos pudieran presenciar juicios y comprobar su desarrollo.

Entre los procesos que ha afrontado, se encuentra el juicio del conocido como "clan de los Monchines", el caso de los hermanos Garfia, la violación y muerte de una niña en Villalón de Campos (Valladolid), y con el que ha concluido su labor, el caso de la niña de 4 años Sara, sobre el que dictó una sentencia notificada el pasado 7 de junio con prisión permanente revisable para uno de los dos acusados.

Entre las condecoraciones que Trebolle ha recibido durante su carera, se encuentran la Cruz al Mérito policial con distintivo blanco, el mismo que de la Guardia Civil, la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses y la designación de "Guardia Urbano de Honor" por parte de la Policía Local de Valladolid.

"Estoy muy orgulloso de haber pertenecido a la carrera judicial", ha resumido Trebolle al despedirse de esta profesión.

Tras la jubilación del hasta ahora presidente de la Audiencia de Valladolid, se abrirá un plazo para la presentación de candidaturas que optarán a desempeñar esta función. EFE

erbq