EFEValladolid

Una treintena de centros educativos de Castilla y León participan durante este curso escolar, por tercer año consecutivo, dentro del proyecto Somos Más con que el sindicato UGT pretende inculcar pautas de lucha contra el odio y la radicalización en las redes sociales entre los menores de edad.

A través de nociones y talleres, impartidos por educadores formados por la UGT, "pretendemos ayudar a los alumnos para que actúen de manera ética y responsable en las redes sociales", como protagonistas o destinatarios de la información vertida, ha explicado este miércoles en Valladolid Luz Martínez, secretaria nacional de Mujer y política Social de UGT.

Los menores edad "son nativos digitales" que de forma simultánea habitan un mundo virtual y presencial, ha argumentado Martínez durante una rueda de prensa que ha compartido con Beatriz García, secretaria del sector de Enseñanza de la UGT en Castilla y León.

"Queremos que internet sea un espacio democrático, que todos estemos seguros dentro", para lo cual hay que prevenir la proliferación de discursos "xenófobos, racistas, homófobos y racistas" que con las nuevas redes sociales "se multiplican y unifican fuerzas en distintos países", ha alertado.

Además de instruir al alumnado sobre cómo defenderse ante el acoso o la difusión de imágenes y vídeos de carácter personal e íntimo, los progenitores también son destinatarios del proyecto Somos Más, de implantación nacional y que cuenta con el apoyo de diversos ministerios del Gobierno de España.

"Con frecuencia, los padres y madres nos preguntan a qué edad pueden regalar a sus hijos un teléfono móvil o cuánto horas pueden pasar conectados a internet", ha puesto como ejemplos.

Somos Más, por iniciativa de Google, nació en 2017 desde el canal Youtube en colaboración con el Gobierno de España, el sindicato UGT a través de su Aula Intercultural, la Fundación Jóvenes y Desarrollo, y la Red Aware.

Las clases y talleres llegarán este año a 3.500 escolares de Castilla y León con edades comprendidas entre los 14 y 18 años y distribuidos en una treintena de centros educativos públicos situados en las provincias de Ávila (3), Burgos (5), León (3), Palencia (4), Salamanca (1), Segovia (4), Soria (4), Valladolid (5) y Zamora (1). EFE