EFEBurgos

Un total de veinticuatro personas trabajará del 15 al 30 de julio en las excavaciones en el yacimiento de dinosaurios de Torrelara (Burgos), de hace 145 millones de años, aunque ocho se encargarán de tareas de apoyo y el resto desarrollarán su tarea directamente en el yacimiento.

Todos ellos convivirán durante la campaña en un alojamiento común como un grupo “burbuja” para evitar riesgos de contagio del coronavirus.

El presidente del Colectivo Arqueológico y Paleontológico de Salas de los Infantes, Fidel Torcida, ha explicado a Efe que, aunque afrontan esta XVII campaña de excavaciones con menor duración y menos excavadores, esperan obtener resultados importantes, debido a la riqueza del yacimiento, uno de los más importantes de Europa en el paso del Jurásico al Cretácico.

“Será una campaña dura, porque hay que mover gran cantidad de tierra y piedras y extraer piezas de dinosaurio que tienen un gran tamaño”, ha afirmado Torcida.

En campañas anteriores se localizaron en este yacimiento dos dinosaurios saurópodos de gran tamaño, restos sueltos de otros dinosaurios, cocodrilos, reptiles y moluscos bivalvos.

Torcida ha llamado también la atención sobre los restos vegetales encontrados, tanto ramas como semillas y esporas, que permitirán definir mejor el ecosistema en el que vivieron los dinosaurios.

De hecho, el objetivo en esta campaña consiste en ampliar el área de excavación y aproximarse a la base de la capa donde se encuentran los fósiles, de unos dos metros de grosor de este yacimiento, en el que empezaron a trabajar hace cuatro años.

También realizarán algunos trabajos menores en una zona de huellas de dinosaurio en Quintanilla de las Viñas, en la misma zona, para avanzar en los estudios de esas icnitas porque no descartan que alguna de las huellas pueda corresponder a la de uno de los grandes saurópodos del yacimiento principal, dado que son de la misma época. EFE

1010207

psb/erbq