EFEValladolid

El Sindicato Veterinario de Castilla y León (SIVECAL) ha alertado este viernes de que en la Comunidad no existe un "programa de vigilancia y seguimiento epidemiológico serio" que permita monitorizar y establecer un control adecuado de todas las patologías relacionadas con las zoonosis emergentes, entre las que ha citado la Fiebre Hemorrágica del Crimea-Congo, transmitida por la picadura de garrapatas.

En un comunicado, este sindicato ha detallado una serie de reivindicaciones sobre sus condiciones laborales y salariales que ha completado con la demandad de una apuesta mayor por la prevención en su campo de actuación, para prevenir enfermedades que llegan provenientes de la fauna.

"No hay que olvidar que el 60% de las enfermedades humanas tienen un origen animal y que actualmente se están incrementando por la pérdida de biodiversidad, agresión a los ecosistemas y un uso inadecuado de la tierra. Llevamos dos décadas reivindicando la creación de los Servicios Veterinarios de la Fauna Silvestre y Medio Ambiente", han argumentado.

En cuanto a las demandas de mejora salarial, el sindicato ha desgranado que los 38.000 euros de media retributiva que perciben el algo más de millar de profesionales veterinarios que trabajan para la Junta de Castilla y León -similar a la que perciben los profesionales de salud pública- "contrasta" con la que perciben el resto de profesionales sanitarios asistenciales de la Sanidad Pública de Castilla y León.

La "discriminación existente" se debe, en opinión del sindicato de veterinarios, a que ellos carecen de carrera profesional, mientras que los asistenciales la perciben desde 2007 y, además, las cantidades que perciben estos últimos por las guardias son "cinco veces superiores": "mientras un médico asistencial de guardia percibe 29,36 euros por hora por su trabajo en festivos, un veterinario recibe 6,01 euros por hora".EFE