EFEValladolid

A partir del lunes comienzan las pruebas en el tramo de 11,5 kilómetros entre Río Duero y Valladolid Campo Grande, donde se ha duplicado la vía, de forma que la estación vallisoletana contará con tres para alta velocidad, una más que ahora, lo que permitirá más frecuencias y reducir el tiempo del viaje.

Según ha detallado este viernes el gestor de infraestructuras del Ministerio de Fomento, Adif, a través de un comunicado, con la puesta en servicio de esa duplicación de vías se evitará la parada de trenes en este tramo de la línea Madrid-Segovia-Valladolid, que actualmente sólo tenía una vía de ancho estándar.

La actuación incluye además la anunciada y licitada construcción de un nuevo paso inferior para vehículos y peatones en la calle Mirto y la zona de influencia (Hípica, Hotel Lasa Sport y calles aledañas), lo que mejorará la permeabilidad de esta zona.

Se trata de una actuación adicional a las contempladas en el convenio de colaboración para el desarrollo de las obras derivadas de la transformación de la Red Arterial Ferroviaria (RAF) de Valladolid suscrito en noviembre de 2017 por Adif, Adif Alta Velocidad, Renfe Operadora, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Valladolid.

La construcción de este paso inferior se ejecutará mediante el sistema de cajón empujado, un cajón de hormigón armado que tendrá 4,5 metros de gálibo vertical y 8 metros de gálibo horizontal.

Ese paso requiere unas tareas de sujeción de la vía que por seguridad obliga a reducir la velocidad en el tramo, por ello desde mediados de febrero y aproximadamente durante dos meses, los trenes que circulen por ese área incrementarán su tiempo de viaje en cinco minutos.

Adif Alta Velocidad y Renfe han lamentado las molestias que estas actuaciones puedan ocasionar a los ciudadanos y han agradecido su comprensión.EFE