EFELeón

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) ha recomendado este viernes a quienes aún utilicen el sistema operativo Windows 7 en las empresas que busquen una alternativa antes de que termine el soporte oficial el 14 de enero de 2020.

Este es uno de los sistemas operativos de Microsoft que mejor aceptación y uso ha tenido en los últimos años, pero a partir del próximo 14 de enero de 2020 dejará de contar con actualizaciones, según informan desde su página oficial, ha recordado el INCIBE en un comunicado.

Esto supondrá que Microsoft dejará de solucionar cualquier problema o fallo de seguridad que se descubra; que el hardware poco a poco dejará de ser compatible y que el software también dejará de ser compatible, lo que afectará a la seguridad de los equipos.

Para migrar de Windows 7 a un nuevo sistema operativo evitando contratiempos o deterioros en la calidad del servicio habrá que llevar a cabo una serie de pasos y comprobaciones, ha explicado el centro tecnológico.

"El primer paso será realizar un inventario de todo el software y hardware existente en la empresa. Este paso será de vital importancia, ya que esto nos permitirá verificar con antelación si el nuevo sistema operativo seleccionado es compatible o no", ha informado.

Después habrá que determinar a qué sistema operativo se quiere migrar.

Principalmente, existen tres tipos de sistemas operativos a los que se podría realizar la migración: Windows (actualizando la versión), Chrome OS, Mac OSx, Linux u otro basado en Unix.

Determinar qué sistema operativo seleccionar dependerá de las necesidades de cada empresa, ya que cada sistema cuenta con una serie de ventajas y desventajas con respecto a los otros.

Antes de migrar el equipo utilizado por un trabajador es recomendable realizar pruebas en un entorno controlado, que deberá contar con los mismos componentes de software y hardware que se utilizarán en los equipos finales.

Una vez se comprueba que todos los sistemas y aplicaciones necesarios (nóminas, facturación, CRM, producción) funcionan en un entorno de pruebas, se podrán actualizar los equipos de los empleados. EFE