EFEValladolid

Toda Castilla y León está en alerta por calor este jueves, especialmente intenso en la zona norte de Burgos donde se alcanzarán los 40 grados, con además aviso por tormentas, acompañadas de rachas fuertes o muy fuertes de viento y con granizo, que en algunas zonas serán secas, con peligro de incendios

Según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su web, en Castilla y León solo hay nivel naranja, por riesgo importante, en la provincia de Burgos, en zonas del condado de Treviño y en la zona norte, por máximas de hasta 40 grados; en el resto de provincias hay aviso amarillo por altas temperaturas y por tormentas.

Con la alerta naranja existe un riesgo importante en fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto peligro para las actividades usuales; y con la amarilla, la alerta no afecta a la seguridad de las personas pero sí a la hora de hacer alguna actividad concreta.

En el sur de Salamanca y Ávila se alcanzarán los 38 grados, con 37 en la zona del Bierzo y la zona de Meseta; y la alerta es entre las dos y las nueve de la noche.

El tiempo se prevé para este jueves en Castilla y León, poco nuboso o despejado con intervalos de nubes altas y nubes de evolución; con chubascos con tormenta que localmente podrán ser fuertes y con granizo.

Las temperaturas mínimas se anuncian en ascenso, localmente notable, y máximas en descenso en el suroeste, en ascenso en el noreste, que será notable en el extremo noreste, y con cambios ligeros en el resto.

En cuanto a los vientos, serán del sureste al suroeste, con rachas fuertes o muy fuertes en zonas de tormenta.

En las capitales de provincia las mínimas estarán entre los 17 grados de Soria y los 23 de Segovia, con máximas de 37 en Palencia y Valladolid.EFE