EFEValladolid

Castilla y León lleva desde después de Reyes con heladas diarias, que continuarán hasta principios de febrero y que están dejando mínimas por debajo de lo que corresponde a esas fechas pero sin récords, según ha explicado este martes a Efe el responsable de predicción de la Aemet en la Comunidad, Jesús Gordaliza.

Diciembre concluyó con muy pocas heladas, y tiempo muy cálido sin heladas, que se extendió a la primera semana de enero, pero a partir de Reyes los vientos del sur y subtropicales se tornaron en vientos del nordeste, fríos y secos, que han producido un bloqueo anticiclónico, sin borrascas.

Las heladas hacen que el calor del día se escape por la noche en una dinámica que no va a cambiar hasta principios de febrero, con máximas normales para la época, de entre 8 y 14 grados, y mínimas más bajas de lo habitual pero sin récord.

Gordaliza ha incidido en que los avisos por esas heladas de madrugada son del menor nivel, el amarillo, sin tener que llegar a los niveles naranja o rojo.

Y ha recordado que hace un año, tras el temporal Filomena, si se produjeron algunas mínimas significativas de hasta 15 bajo cero en el caso de Soria.

Para los próximos 10 días no se esperan precipitaciones, habrá un predominio de cielo poco nuboso ó despejado; con esas temperaturas máximas normales para la época de entre 8 y 14 grados y mínimas por debajo de lo normal, con heladas generalizadas, ha resumido Gordaliza.

Este martes, la localidad Robleda-Cervantes, en la comarca zamorana de Sanabria ya ha marcado -8,3 grados a las siete y diez de la mañana, la cuarta mínima de España en lo que va de jornada.

Además, dentro de los diez puntos más fríos de España también figuran Cuéllar, en Segovia, con -7,9; Villardeciervos, en Zamora, y Aguilar de Campoo, en Palencia, con -7,5 grados, y San Pedro Manrique, en Soria, con -7,4.EFE