EFEBurgos

El Ayuntamiento de Burgos ha encargado a una asociación de cetrería un proyecto para introducir halcones peregrinos en la capital burgalesa para ayudar a reducir la población de palomas de forma natural y mejorar el equilibrio de la cadena trófica, ha informado el concejal de Medio Ambiente Josué Temiño.

En rueda de prensa, los portavoces de la asociación han adelantado que se instalarán seis cajas de 90x60x60 centímetros en varias fachadas y huecos de edificios, a las que se sumarán otras dos cajas de mayor tamaño, que se ubicarán en alguna azotea o sobre depósitos, destinadas a la introducción de crías de halcón, en el caso de que no se logre de forma natural.

Las cajas estarán posicionadas antes de noviembre de este año, que es el momento en el que suelen empezar a llegar halcones peregrinos procedentes del norte de España y Europa.

Los miembros de la asociación han confiado en que las cajas faciliten que los halcones se queden en la ciudad, porque el pasado invierno ya hubo en la Catedral de Burgos una pareja de estas aves, que finalmente se marcharon.

Los expertos han explicado que la población de halcones peregrinos ha sufrido oscilaciones, aunque en los últimos años se ha reducido mucho.

Desde los años 90 del siglo pasado se registró un descenso; a partir de 2002 se produjo un incremento, que atribuyen a que se mejoró el censo de estas aves; aunque desde 2014 se ha ido reduciendo y prácticamente han desaparecido todas las parejas que había en la zona centro de Burgos y solo quedan en la provincia entre 35 y 40 parejas, cuando antes de 2014 había unas 120.

Aunque no disponen de datos, aseguran que la reducción de parejas de halcones se está detectando en todas las provincias de Castilla y León.

Los portavoces de la asociación han reconocido que, aunque se ocuparan todas las cajas destinadas a los halcones, no serían suficientes para reducir significativamente la población de palomas en la ciudad, aunque si supondría una contribución para este objetivo, para el que el Ayuntamiento seguirá manteniendo el programa de capturas con redes. EFE