EFEZamora

Los jardines del Castillo de Zamora han pasado a denominarse jardines del escultor Baltasar Lobo (Cerecinos de Campos, Zamora, 1910-París, 1993)y lucen desde este jueves una placa identificativa del que fue uno de los grandes creadores del siglo XX, referente en París como discípulo de Henri Laurens.

La nueva denominación ha coincidido este jueves con la autorización por parte de la comisión territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León del proyecto de rehabilitación del edificio de la Plaza Mayor de Zamora acogerá el futuro Museo de Baltasar Lobo.

Los jardines que anteceden al castillo medieval de la ciudad no sólo llevan el nombre de Baltasar Lobo si no que en ellos se muestran cuatro de sus obras de gran formato, mientras que en el interior de la fortaleza se pueden contemplar otras cuatro esculturas de Lobo como museo al aire libre del escultor.

En el descubrimiento de la placa que da nombre a los jardines ha estado presente el autor de la misma, el escultor Ricardo Flecha, que ha explicado a los periodistas que en ese indicador ha utilizado el mármol y el bronce por ser dos materiales comunes en el trabajo de Baltasar Lobo.

La placa reproduce una fotografía del escultor en su estudio parisino, donde se afincó tras su exilio tras la Guerra Civil.

Además, el nombre de los jardines utiliza la grafía original del propio Lobo que plasmó en la revista Mujeres Libres, fundada por su mujer, Mercedes Comaposada.

Flecha ha confiado en que el legado de Lobo se preserve para generaciones venideras y ha confiado en que la placa conmemorativa se respete y sirva para enseñar quien era el escultor zamorano.

Por su parte, el concejal de Turismo de Zamora, Christoph Strieder, ha agradecido el trabajo "entre la artesanía y la obra artística" que supone la placa de Ricardo Flecha que da nombre a los jardines de acceso al Castillo de Zamora.

Ha reivindicado a Lobo como un "gran artista" que es "fundamental para Zamora" y del que ha destacado su proyección internacional y su militancia republicana y anarquista.

También ha puesto de relieve la intención de convertir los jardines de acceso al Castillo en un "museo al aire libre" dedicado a Baltasar Lobo.

En el descubrimiento de la placa ha estado también presente la asociación de amigos de Baltasar Lobo, cuya presidenta, Concha González, ha reivindicado la creación en Zamora de un gran centro de arte contemporáneo articulado en torno a la obra de Lobo, ya que la ciudad carece de espacios expositivos de más de 500 metros cuadrados.

Al respecto, el Ayuntamiento de Zamora ha defendido su propuesta para ubicar el Museo de Baltasar Lobo en el edificio de la antigua Casa Consistorial en la Plaza Mayor, siguiendo la propuesta de la directora del Museo Nacional de Escultura de Valladolid y una de las grandes estudiosas de la obra de Lobo, María Bolaños. EFE