EFEValladolid

Tras las elevadas temperaturas de la semana pasada ya ayer, y especialmente hoy, los termómetros siguen en descenso en Castilla y León, con máximas que no pasarán de los 22 grados en las capitales de provincia, y mínimas de cinco grados, en el caso de Burgos,

La influencia de un flujo húmedo del noroeste atlántico dejará hoy un acusado descenso de las temperaturas en la mayor parte del país, con lluvias intensas en Cataluña, sur del sistema Ibérico y zonas de la cornisa Cantábrica y golfo de Valencia, y nieve en cotas altas en el Pirineo, según la Aemet.

De acuerdo al pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología, el flujo, relativamente inestable, dejará además en gran parte de los tercios norte y noreste peninsulares cielo nuboso, con lluvias y chubascos dispersos, que podrían ser de intensidad fuerte en el entorno del Pirineo oriental, nordeste de Cataluña, y persistentes en zonas del Cantábrico oriental y norte de Navarra.

En el resto del país, se registrará nubosidad de evolución, con probabilidad de chubascos y tormentas de cierta intensidad en el sur del sistema Ibérico y en la Comunidad Valenciana.

En Castilla y León el tiempo se anuncia nuboso, con probabilidad de chubascos débiles en la segunda mitad del día en la Cantábrica e Ibérica, pudiendo, de forma ocasional, extenderse a zonas aledañas de la Meseta.

No se descartan nevadas a partir de 1.700-1.800 metros, con temperaturas en descenso que puede ser notable en las máximas, especialmente en la mitad este, heladas débiles en zonas altas de montaña y viento del norte y noroeste.

En las capitales de provincia, las mínimas estarán entre los cinco grados de Burgos y los 9 de Zamora, Valladolid y Salamanca, con máximas entre los 22 de la capital salmantina y los 15 de Burgos y Soria.EFE