EFEBurgos

Un estudio en el que ha participado el Centro de la Evolución Humana de Burgos (CENIEH) refuerza la relación entre el origen del género Homo y los cambios climáticos y medioambientales que tuvieron lugar en África hace entre 2,5 y 3 millones de años, de acuerdo al análisis de un yacimiento en Etiopía.

En concreto el CENIEH ha participado en un estudio liderado por Zeresenay Alemseged, de la Universidad de Chicago, que concluye que los análisis geológicos y paleontológicos de Mille-Logya, un nuevo yacimiento en Etiopía, inciden en esa relación entre el origen del género Homo y esos cambios en el clima y el medioambiente.

Las conclusiones del estudio, que se acaba de publicar en la revista ‘Nature Communications’, se basa en un yacimiento de la región de Afar, ha explicado el CENIEH este jueves en un comunicado.

En este el yacimiento de Etiopía se han hallado cuatro restos de homínidos (dos fragmentos cubitales, uno craneal y un segundo molar superior) junto con una gran muestra de restos de fauna, que incluyen hipopótamos, bóvidos, jirafas, cocodrilos, hienas y caballos procedentes de tres áreas diferentes, con una antigüedad de entre 2,4 y 2,9 millones de años.

El geocronólogo del CENIEH Mark Sier, quien ha llevado a cabo la datación de este yacimiento mediante paleomagnetismo, considera que Mille-Logya representa una oportunidad única para estudiar fósiles con un rango de edad rara vez presente en la región de Afar.

La comparación de la fauna de estas tres zonas de Mille-Logya, así como de la encontrada en las localidades cercanas de Hadar y Dikika, donde se halló la especie de Australopithecus afarensis, indica un cambio ambiental y de fauna en esta región de África durante este periodo.

Evidencia que las reconstrucciones paleoambientales y faunísticas apuntan a que los primeros miembros de la familia Homo estaban asociados a entornos abiertos.

Los cambios faunísticos producidos en Mille-Logya pueden estar vinculados a factores medioambientales y climáticos que podrían haber provocado la aparición del género Homo a partir del Australopithecus o la migración de aquel como parte de una fauna adaptada a hábitats más abiertos. EFE