EFEValladolid

Todas las provincias de Castilla y León salvo Burgos y Palencia están en alerta este miércoles por calor que será especialmente intenso, con nivel de riesgo importante, en el sur de Salamanca y Ávila, donde se llegará a los 39 grados, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En esas zonas de Salamanca y Ávila la alerta es naranja, que indica que existe riesgo meteorológico importante, con cierto grado de peligro para las actividades usuales.

En el resto de las provincias, con previsiones de 37 grados en la zona de meseta de Salamanca, Zamora y Valladolid, la alerta es amarilla, que indica que no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

En el Sistema Central se esperan 34 grados, con 36 en la zona leonesa del Bierzo.

La alerta afecta al periodo horario entre las dos de la tarde y las nueve la noche.

Para este miércoles se anuncia tiempo despejado o poco nuboso con cielos nubosos a primeras horas en el nordeste.

Habrá nubosidad de evolución por la tarde en el sureste y la Ibérica con probabilidad de algunos chubascos o tormentas dispersas, principalmente en la provincia de Soria o zonas próximas.

Las temperaturas mínimas se prevén en ligero descenso o sin cambios y máximas en ascenso ligero, más acusado en el noreste, con vientos del noreste de madrugada disminuyendo a flojos variables con predominio de la componente sur.

En las capitales de provincia las mínimas estarán entre los trece grados de Burgos y los 18 de Segovia, con máximas de 38 en Zamora y Valladolid.EFE