EFEÁvila

La Guardia Civil ha detenido a una persona e investiga a otras dos como supuestas autoras de tres delitos de incendio forestal cometidos en los municipios de Serranillos, El Arenal y Guisando, donde las quemas de restos forestales provocaron la pérdida de quince hectáreas al sur de Ávila.

Según ha informado este miércoles en nota de prensa el Instituto Armado, el origen común de estos fuegos durante el pasado marzo se debió a la quema de restos vegetales "sin adoptar las medidas necesarias para evitar su propagación".

El primero de ellos tuvo lugar el día 11 en el término de Serranillos, donde la rápida intervención de los medios de extinción evitó que las llamas se propagaran, si bien llegaron a afectar a unas cuatro hectáreas de parcelas rústicas en las que había piornos y monte bajo.

La inspección ocular y las investigaciones posteriores determinaron que el origen de las llamas se situó en una finca en la que se habían realizado trabajos de corta y quema de restos vegetales.

El supuesto autor de las hogueras manifestó que en el momento en el que se alejó de la zona las dejó apagadas, pero que por el efecto del viento se habían podido reavivar.

Ante estos hechos, remitidos al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Ávila, este hombre fue investigado al no haber adoptado las medidas oportunas para evitar la propagación de las llamas.

Ocho días más tarde, el 19 de marzo, un nuevo incendio se declaró en el término municipal de Guisando, afectando a unas cuatro hectáreas de pinar, lo que obligó a cortar la carretera AV-924 así como el acceso de la misma al casco urbano de dicha localidad (AV-713).

Al igual que en Serranillos, este incendio tuvo su origen en una finca privada en la que se llevaba a cabo la quema de restos vegetales, durante la cual reinaba un viento fuerte que contribuyó a que las llamas se propagaran al pinar colindante.

El responsable del suceso fue detenido y, al igual que las diligencias y las pruebas obtenidas, fue puesto a disposición del Juzgado de guardia de Primera Instancia e Instrucción de Arenas de San Pedro (Ávila).

A estos dos sucesos se sumó el 26 de marzo un tercer incendio en el municipio de El Arenal, que afectó a unas siete hectáreas de terreno, como consecuencia de las quemas de restos de matorral mal apagadas dentro de una finca particular, lo que hizo que el fuego se extendiese al terreno y fincas colindantes.

El investigado como supuesto autor de las quemas fue puesto a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de Arenas de San Pedro.

Todas estas actuaciones fueron desarrolladas por componentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Ávila.EFE

1010617

agg/erbq