EFEValencia

Una despertà por las calles de la València, el disparo de la primera mascletà en la plaza del Ayuntamiento y la celebración por la tarde de una multitudinaria y colorida Crida han marcado este domingo el inicio oficial de las Fallas 2019, cuyos actos se concentrarán a partir del viernes, 1 de marzo.

Las Torres de Serranos han acogido esta tarde el primer gran acto oficial de las Fallas, la Crida, en la que la fallera mayor de València, Marina Civera, la fallera mayor infantil, Sara Larrazábal, y el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, han animado a participar en las fiestas y dado la bienvenida a la ciudad a valencianos y turistas.

En su discurso, Joan Ribó, ha recordado que la ciudad de València está "a punto de transformarse" para celebrar "la mejor fiesta del mundo", y ha invitado "a todo el mundo" a "compartir juntos la alegría de los valencianos" y de esta celebración.

La fallera mayor infantil, Sara Larrazábal, ha reivindicado la importancia y el papel de los niños en las Fallas ("no solo somos el futuro, sino el presente"), y ha invitado "a todos los niños del mundo" a ser "testimonio de la cultura y tradición" fallera.

Por su parte, la fallera mayor, Marina Civera, tras anunciar "a todo el mundo" que "ja estem en Falles", ha celebrado que haya "llegado el momento" de ver en las calles en forma de fallas "todo el trabajo y el esfuerzo de un año".

"Demos paso a la sátira de nuestra fiesta y por fin luzcamos nuestra ciudad llena de música, luz y color, en una fiesta llena de ilusión. Una fiesta que no tiene límites, que es cultura e historia viva y que ama sus raíces y su lengua", ha añadido Civera, quien ha invitado a todos a tomar "el regalo" que les da València -las Falllas-.

Al acto ha asistido el president de la Generalitat, Ximo Puig, y el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, entre otras autoridades de la Comunitat Valenciana y del Ayuntamiento de la ciudad.

Desde primera hora del día, el ambiente fallero ha invadido la ciudad con la celebración, a las 7.30 horas, de una macrodespertà, la primera del año, por las calles de la Paz y San Vicente hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento.

Posteriormente, la Junta Central Fallera ha ofrecido ahí un "desayuno fallero" a todos los participantes (este año la macrodespertà ha contado con 3.300 personas acreditadas, según la Junta Central Fallera).

A mediodía ha tenido lugar la entrada de bandas de música, que, con quince bandas participantes en esta 16 edición, han partido en comparsa de la plaza de la Virgen, como es tradición, para acabar frente a la fachada del Ayuntamiento, donde han interpretado el pasodoble "El fallero", considerado el himno de las Fallas.

A las 14.00 horas, se ha disparado en la plaza una mascletà "al estilo tradicional" y de la mano de la Pirotecnia Valenciana, según fuentes municipales.

El acto central del día ha arrancado a las 18.30 horas con un espectáculo de animación callejera, y hora y media después ha comenzado la Crida en las Torres de Serranos.

Tras el espectáculo de luz, sonido y color a cargo de FAM Teatre titulado 'Batecs de falla' proyectado sobre las torres, el alcalde Joan Ribó ha ofrecido un discurso, para después entregar simbólicamente las llaves de la ciudad a las falleras mayores de València.

Estas se han dirigido entonces a los cientos de espectadores e integrantes de comisiones falleras que se han dado cita allí para invitarles a participar de estas fiestas.