EFEValència

Ascires Grupo Biomédico, integrado por tres empresas con una amplia experiencia en el campo de los diagnósticos genéticos y por imagen, se ha consolidado como líder en España en estos campos y focaliza sus esfuerzos en el desarrollo de una medicina predictiva, de precisión y personalizada.

Sistema Genómicos, la primera y mayor empresa española especializada en la secuenciación genética; Eresa, grupo médico pionero en Valencia en radiodiagnóstico de alta especialización y en técnicas de medicina nuclear y oncología radioterápica; y CETIR, empresa pionera en Medicina Nuclear y Radiología en Cataluña, son los miembros de esta marca, que nació en 2016.

En los dos últimos años, Ascires Grupo Biomédico, que tiene en torno a 840 trabajadores, ha invertido cerca de cuarenta millones de euros en ampliar su red de clínicas y en impulsar iniciativas como el proyecto Genoma, que pretende recoger la ingente información genética con la que trabajan para facilitar futuros diagnósticos.

Así lo ha explicado en una entrevista con la Agencia EFE Lorena Saus, consejera delegada de Ascires Grupo Biomédico desde 2016, quien explica que realizan una treintena de proyectos, cuatro de ellos del programa Horizonte 2020, que focalizan sus esfuerzos en el desarrollo de una medicina de precisión y personalizada.

Además, subraya, el 20 por ciento de los beneficios del grupo se reinvierte en I+D+i, "con una apuesta por las nuevas tecnologías", y subraya que detrás de las tres empresas incluidas bajo el paraguas Ascires hay décadas de experiencia en sus campos.

Ascires es pionero a nivel internacional del procedimiento diagnóstico denominado Brecanrisk, un nuevo algoritmo bioinformático diseñado para filtrar y analizar la información genética e historial clínico de cada mujer, que podría "revolucionar" la forma de detectar el cáncer de mama al permitir conocer mejor el riesgo de sufrir este tumor y abordar su seguimiento de forma individualizada.

"Es la gran vocación del grupo Ascires, cómo unimos la parte de la genómica, del diagnóstico por imagen y de la medicina nuclear", señala Lorena Saus, que añade que también cuentan con cinco aceleradores líneales donde se trata a los pacientes con radioterapia.

José Ferrer Rebolleda, director médico asistencial de Ascires, explica a EFE que lo que les caracteriza es que no tienen "bloques independientes que no se hablan entre ellos", sino que existe una "sinergia".

"Juntamos lo mejor de todas las áreas que dominamos y hablamos, y al final el que gana es el paciente", afirma Ferrer, que añade que la investigación que hacen "siempre la aplicamos a casos reales".

También Vicente Belloch, director científico del Área de Imagen e I+D+i del grupo biomédico, subraya que presumen de que la aplicación del 'big data' fusionando diferentes técnicas de imagen con la genómica "va a dar grandes avances en el tratamiento, con disminución de efectos secundarios"

"Abre la oportunidad de segundos tratamientos, del diagnostico presintomático de las enfermedades, y todo eso alarga la supervivencia, la calidad de vida y mejora el tratamiento de los enfermos", afirma Belloch.

La consejera delegada de Ascires Grupo Biomédico señala que uno de los proyectos en los que trabajan busca reducir en una cuarta parte las 25 y 29 sesiones de radioterapia que deben recibir los pacientes con cáncer de próstata.

"Es fundamental una buena gestión de los proyectos en sanidad", afirma Saus, ingeniería industrial, que indica que la cifra de volumen de ventas de la compañía en el último ejercicio fue de 100 millones de euros, aunque cuesta mucho retornar las nuevas inversiones que se van haciendo.

Ascires también impulsa la Fundación Quaes, cuyas áreas de acción son la formativa, sociosanitaria e investigadora, y en 2018 creó IBQuaes, un instituto de especialización en el ámbito biomédico con cursos inexistentes hasta la fecha como Biopsia Embrioniaria o Especialización en RM/TC mediante simuladores.

"Queremos crear conocimiento", asegura Vicente Belloch, a lo que Lorena Saus añade que el enfoque del grupo "siempre ha sido compartir, porque cuanto más formado está el entorno más se puede valorar lo que se hace".