EFEValència

En el pueblo de Aielo de Malferit se ha oído siempre la historia de que la Coca-Cola nació allí y con el fin de hacer renacer ese origen valenciano de la mundialmente conocida bebida, una joven emprendedora lanza Malferida, un nuevo refresco de cola basado en ingredientes naturales y que sabe "a infancia".

La historia remite el nacimiento oficial de la Coca-Cola a 1886, en el laboratorio del farmacéutico estadounidense John S.Pemberton, aunque en este pequeño municipio de 4.700 vecinos se cuenta que, seis años antes, allí habían inventado un jarabe con un sabor parecido y la misma base, con nuez de Kola y hojas de coca de Perú.

Su madre nació en Aielo de Malferit y por eso Lucía Mompó, de 22 años, no era ajena a este relato. Mientras estudiaba Administración y Dirección de Empresas (ADE) en EDEM Escuela de Empresarios decidió que quería emprender un negocio que se basara en la historia que circulaba por el pueblo.

El parecido entre ambas bebidas provocó que, en 1953, cuando la compañía estadounidense quiso comercializar su producto en España, tuviese que comprar la patente de la bebida de Aielo de Malferit, llamada Nuez de Cola Coca, ya que según las leyes españolas su comercialización no era posible al poseer un nombre y una base similares.

"En Aielo de Malferit siempre se ha dicho que la Coca-Cola fue inventada allí y yo quería homenajear esa historia, que fuese una idea con raíces valencianas", afirma a EFE la joven emprendedora, que 65 años después ha desarrollado Malferida para evocarlo.

Se trata de un refresco que, además de contar con una historia detrás, es "saludable" porque "la mayoría de los ingredientes utilizados son naturales, como la cafeína, que procede de granos de café verde, o la estevia, que sustituye al azúcar".

"Los únicos ingredientes que no son naturales son la azucarosa y los edulcorantes", según Mompó, que para completar la bebida también cuenta con extracto de nuez de cola, agua, gas y acidulantes naturales.

Para conseguir esta receta se apoyó en distintos proveedores y en una empresa que se dedica a fabricar "formulaciones y aroma", a la cual explicó su idea y distintos recursos que habían funcionado en el mercado.

Malferida sabe "a infancia", según su creadora, porque muchas de las personas que lo han probado aseguran "que les recuerda al sabor de los helados de hielo, los 'flash', que comían cuando eran pequeñas".

La emprendedora comenzó a trabajar en el proyecto en febrero de 2018, durante su último año universitario, e hizo las prácticas de la carrera y el trabajo final de grado sobre esta idea.

Y con el apoyo financiero de Lanzadera, la aceleradora de empresas impulsada por el dueño de Mercadona, Juan Roig, desarrolló su producto y el modelo de negocio.

Según Lucía Mompó, Malferida ha recibo "mucho apoyo" por parte del público, debido especialmente a que "hay mucha gente implicada detrás", desde quienes participaron en catas para probar el producto hasta un diseñador encargado de la campaña.

De momento, el refresco está disponible ya en setenta puntos de venta, la mayoría de ellos restaurantes o bares de la Comunitat Valenciana, que se pueden localizar a través de la página web del refresco (www.malferida.com).

Aunque Malferida está presente en la sección de bebidas de algunas tiendas de alimentación -en concreto, en establecimientos que venden alimentos ecológicos o que distribuyen a granel-, entre los planes inmediatos de Lucía Mompó no figura la expansión del negocio a supermercados.