EFEValència

La sátira y la crítica fallera de este año apuntan directamente hacia el "procés" de Cataluña y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, además de a las polémicas políticas del presidente estadounidense, Donald Trump, y convierte a todos sus protagonistas en ninots de las fallas de 2018.

Con permiso de la corrupción, deportistas como Cristiano Ronaldo, personajes televisivos como Chicote y políticos locales como el alcalde Joan Ribó o la vicepresidenta autonómica Mónica Oltra, la Exposición del Ninot también saca a Franco de la tumba, viste de superhéroe a Pablo Iglesias y pone boca abajo al rey Felipe VI.

El arte fallero representado en estos ninots estará expuesto desde este viernes hasta el 15 de marzo en el Museo de las Ciencias para que los visitantes decidan, con sus votos, qué figura se salvará del fuego en la Nit de la Cremà del 19 de marzo.

Una supuesta portada de la revista ¡Hola! muestra a un Mariano Rajoy de novio preguntando a su "novia" Carles Puigdemont "¿Qué rima con 155?" mientras ella le responde "pero cómo eres, M.Rajoy", y en el faldón inferior sendas fotos de Oriol Junqueras y Soraya Sáenz de Santamaría como "exparejas muy afectadas".

El expresidente catalán también está caracterizado de personaje de la serie "Juego de Tronos", con la bandera del independentismo en una mano y la belga en otra, como "El Pensador" de Rodin pero sentado en un váter como "El cagador" y en posición de un buda con una Constitución y una gran nariz.

Junto a Junqueras aparecen como bailarinas de ballet que ensayan en Bélgica y Estremera, donde el exvicepresidente está en la cárcel, y ambos, con Rajoy como un dragón del 155 encadenado, protagonizan el cuento "San Jordi, la rosa, la princesa y el dragón".

Rajoy y Sáenz de Santamaría son los niños de una Mary Poppins con un largo metro que mide 155 y un Puigdemont como pájaro enjaulado, mientras que un presidente del Gobierno de "sheriff" está a punto de darle una patada en el trasero al expresidente catalán mientras se lee "La ley del 155 por el culo...".

Además, Rajoy se viste del doctor Trancredo con una chaqueta decorada con casos de corrupción y una regla en la mano que mide hasta 155 centímetros, se convierte en faraón egipcio y hace vudú a Puigdemont en otros ninots falleros.

En medio de la vorágine fallera del "procés" se cuela Trump vestido de Capitán América sentado en el váter con una escobilla como arma, como un albañil construyendo un muro, como granjero tocando el banjo o de Supermán alertando de la III Guerra Mundial.

Es también el Napoleón que maneja las marionetas del presidente ruso, Vladimir Putin, y del norcoreano, Kim Jong-un, que también está en otro ninot con un par de cohetes con la bandera americana, mientras que unos trajeados Putin y Trump se hacen un selfi, en el que el presidente estadounidense le hace cuernos al ruso.

La sátira fallera lleva a Franco a pedirle a Dalí que le devuelva a la vida, mientras que en otra figura el caudillo sale de la tumba para "devolver la libertad" a los españoles.

Subida a una escalera, la vicepresidenta del Gobierno maneja una marioneta de Rajoy y otra del rey cabeza abajo mientras asegura que es "la que manda y todos los sabéis", y Oltra y el president de la Generalitat, Ximo Puig, protagonizan "Granjero busca esposa".

La exposición ha sido presentada por el concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera, Pere Fuset, al que los artistas han dado gran protagonismo en sus ninots vestido de rey, guardia urbano, emperador romano, pasando un polígrafo, vestido de Pere el Conquistador, de San Pere Ferrer o del increíble Hulk.

También es diana de la sátira el concejal de Tráfico, Giuseppe Grezzi, con sus polémicas por el impulso de la bicicleta en la ciudad: sale en medio de un carril-bici con marcas de ruedas de coche por encima o como gladiador romano.

El cocinero Chicote con una bandeja de huevos enfadados, el presentador Bertín Osborne metiendo en una cazuela al humorista Arévalo, el motorista Ángel Nieto con alas entrando a meta mientras hace un caballito y el futbolista Cristiano Ronaldo con el ministro Cristóbal Montoro rodeado de billetes también son ninots.

La Exposición del Ninot, que se amplía hasta las 21 horas de viernes a domingo, tiene una entrada de tres euros (1,5 en caso reducido y dos para grupos), celebrará el día 16 la "Nit dels ninots" hasta las dos de la madrugada y permite votar a los asistentes de forma telemática con el código de barras de su entrada "para evitar fraudes".

Charlas, ciclos de cine y actividades paralelas completan la Exposición, que en 2017 recibió a 85.150 visitantes y cuya entrada da acceso gratuito al Museo Fallero y permite visitar por 5 euros el Hemisféric.

Mónica Collado