EFEMadrid

El tenor estadounidense Gregory Kunde cantaba en Madrid "L'italiana in Algeri" y no se sentía bien. Al volver a su país, le diagnosticaron cáncer. Hace 24 años de eso y ahora edita "Vinceró", "una metáfora" de su lucha contra la enfermedad que dedica, dice, "al gran sufrimiento" que pasó.

Kunde (Kankakee, Illinois, 1954) está en España porque debuta el próximo 1 de febrero en el Palau de les Arts de València con "Peter Grimes": "es un sueño cantar por primera vez ese papel porque, además, lo haré frente a una audiencia que es como una familia", asegura en una entrevista con EFE.

"El interés por hacer esta pieza se remonta a mis primeros años como cantante. Estaba en un coro de Chicago, en 1978, y vi al canadiense Jon Vickers en esa obra. En ese momento me enamoré de la pieza y su rol y soñé que algún día cantaría eso", detalla.

"Peter Grimes", de Benjamin Britten, plantea el enfrentamiento de un individuo con la sociedad y la pérdida de la inocencia en un montaje que en València cuenta con Christopher Franklin en el foso y en la escena con Willy Decker.

"Tacharé esta obra de mi lista de cosas que hacer antes de morir", bromea y subraya la importancia que tiene para él hacerlo en Valencia, una ciudad a la que tiene "mucho aprecio" por la "educación y lealtad" de su público.

El artista, un habitual de La Scala y La Fenice, recuerda que tuvo "una experiencia fantástica" cuando protagonizó "Otelo" en 2013 en Les Arts: "es una audiencia excepcional; he llegado a ver público valenciano hasta en Berlín. Les debo mucho".

Ha grabado "Vinceró", una selección de arias de Verdi, Puccini, Giordano, Gounod y Meyerbeer con la "fantástica" Orquesta Sinfónica de Navarra, dirigida por Ramón Tebar, justo en el momento preciso, revela.

"Es fruto de la selección natural de mi voz, del paso de los años y de la experiencia" y también de su deseo de alejarse del "bel canto", estilo operístico al que ha dedicado "muchos años".

"Para cantar Verdi necesitas experiencia, es muy complejo", afirma Kunde, quien reconoce que le ha "costado" varios años porque no pensaba que su voz "estuviese preparada".

Sin embargo para titular su disco eligió la palabra que cierra el aria de Puccini "Nessun Dorma": "vinceró".

"Se llama así no solo por ser una pieza del disco sino por el largo sufrimiento que he tenido con el cáncer, al que ganaré. Así que 'Vinceró' significa que venceré el cáncer y seguiré adelante", revela Kunde, al que le diagnosticaron un tumor de testículos.

Asegura que Verdi le ha "cambiado" la vida porque en los últimos 7 años descubrió "que era el paso que necesitaba, un héroe, una fusión de los compositores italianos más influyentes".

"El verismo es para él, el retrato de "dramas humanos de verdad, de los que te tocan el corazón. Si hablamos de Verismo, podemos encontrar diferencias entre Verdi y Puccini pero ambos representan la pasión italiana en su totalidad", resume.

El tenor sostiene que intenta "educar" a la gente con la ópera para que la "ame", debido al momento "delicado" que está sufriendo: "La opera es emoción, entusiasmo y, sobre todo, la evasión del día a día".