EFEAlicante

La soprano Ainhoa Arteta y la compañía Els Joglars de Albert Boadella serán dos de los alicientes de la programación de otoño del teatro Principal de Alicante, formada por una veintena de espectáculos.

La soprano Ainhoa Arteta actuará junto al bajista Manuel Fuentes y la Orquesta Sinfónica de Murcia, dirigida por el maestro Fran Maestre, en la Gala Lírica del 174 Aniversario del Teatro Principal De Alicante.

Por su parte, Els Joglars celebrará su propio 50 aniversario con su último espectáculo, '2036 Omega G'.

Junto a Arteta y la compañía de Boadella, la recién anunciada programación del Principal alicantino reúne algunos de los más reputados dramaturgos contemporáneos, reconocidos actores, directores y artistas, así como reconocidas obras como 'Las Criadas' del dramaturgo francés Jean Genet y también más locales como 'Julia', basada en la novela de la escritora valenciana Isabel-Clara Simó, adaptada por Gemma Miralles.

En la presentación de una variada programación que incluye circo, danza, zarzuela y humor, la subdirectora del coso, María Dolores Padilla, ha anunciado los 22 nuevos espectáculos que tendrán lugar de octubre a enero.

Ha estado acompañada del concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, Antonio Manresa, del director del Institut Valencià de Cultura, Abdel Guarinos y la directora regional de Alicante Centro de Banco Sabadell, Ana Ponsoda.

La oferta musical incluye la actuación de la European Symphony Orchestra para recibir el año 2022 con el tradicional concierto de año nuevo y también se ofrecerán espectáculos de circo para toda la familia como 'Clowns' que tendrá lugar durante varias semanas entre diciembre y enero.

Del mismo modo, Alicante recibirá al reconocido cómico Goyo Jiménez, ampliando la oferta de humor en un programa que ya incluía las actuaciones de otros conocidos humoristas como Berto Romero, Paz Díaz o Miguel Maldonado.

El edil Antonio Manresa ha recalcado la importancia del apoyo a la cultura y "la subsistencia del teatro", al tiempo que ha compartido sus deseos de poder disponer de un aforo al 100% y de la eliminación de la obligatoriedad del uso de las mascarillas "cuando el porcentaje de ciudadanos vacunados alcance el 90% de la población" para garantizar la "supervivencia económica" del teatro de la ciudad.