EFEElche (Alicante)

El Ayuntamiento de Elche ha animado a los ilicitanos a comprar palmas blancas y colgarlas en los balcones con motivo del Domingo de Ramos para apoyar al sector tradicional que la elabora tras la suspensión de las procesiones de Semana Santa, por segundo año consecutivo, a causa de la crisis de la covid-19.

Así lo ha señalado en rueda de prensa la concejala de Fiestas, Mariola Galiana, quien ha presentado la 60 edición del concurso de artesanía de la palma blanca, una iniciativa que tiene como objetivo "favorecer la promoción de este producto" y la supervivencia como actividad económica del gremio local que lo diseña, un oficio muy arraigado en este municipio.

El concurso tendrá lugar en el Centro de Congresos para garantizar las medidas de seguridad recomendadas y la exposición de las palmas estará abierta al público desde el Domingo de Ramos al de Resurrección.

El año pasado, el alcalde, Carlos González, hizo un llamamiento a los ilicitanos para que engalanaran sus balcones y ventanas con palmas blancas elaboradas por ellos para celebrar el Domingo de Ramos desde las casas, en lugar de la tradicional procesión, debido al confinamiento obligado por el estado de alarma.

La subsistencia de muchas familias ilicitanas "depende exclusivamente" de la venta de la palma blanca para la procesión del Domingo de Ramos. En 2020, la suspensión supuso un duro golpe para el sector.