EFEValència

CaixaForum València, el más singular de los nueve centros culturales que la Fundación La Caixa tiene en España y que desde este martes abre sus puertas en el Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias tras dos años de obras y una inversión de 19 millones de euros, tiene las siguientes características:

- UN PAISAJE DENTRO DE UN EDIFICIO ICÓNICO: El arquitecto Enric Ruiz-Geli ha sido el encargado de crear "un paisaje" dentro del edificio de Santiago Calatrava, que estaba cerrado desde 2015, y en el que ha rellenado las "costillas de la ballena" con órganos que desde ahora laten en forma de propuestas culturales para la ciudadanía.

- EL ESPACIO: el nuevo CaixaForum ocupa cerca de 10.000 metros cuadrados en los que se han configurado dos salas de exposiciones, un auditorio para 300 personas, una espacio familiar y educativo denominado La Nube, además de una librería y un restaurante.

- LA NUBE: preside el centro del edificio y es un espacio único, con el que no cuenta ningún otro CaixaForum. Está conectada con los cinco océanos y en función de la temperatura de estos cambia de color, mientras que el interior está dedicado a actividades familiares y educativas, mediante el uso de inteligencia artificial. Como ejemplo, un espejo biométrico nos dice en qué grado somos atractivos o agresivos.

- AUDITORIO QUE HUELE A ROBLE: concebido como una caja negra, tiene una cubierta exterior de cartón y un techo interior creado por Frederic Amat a modo de epidermis con mil piezas de robles caídos de un bosque de Lleida y sometidas a un proceso japonés de incineración que dan un olor característico a la sala. Las butacas están tapizadas por tela de tejanos en colores marrones, grises y azules.

- RESTAURANTE CON JARDÍN VERTICAL: un lateral del edifico acoge un restaurante a modo de cueva alta de corcho, con una cubierta ajardinada en la que un jardín vertical se convierte es un 'jardín zoológico', habitado por un murciélago, libélulas y varios pájaros.

- PALMERAS DE ELCHE: el lugar destinado a la administración -que está a la vista de todos los visitantes- y la librería tiene una cubierta cerámica creada por Toni Cumella y sostenida por una estructura de madera que protege a la estructura metálica, emula las palmeras de Elche y quiere ser un homenaje a la ciudad alicantina.

- TRES EXPOSICIONES INAUGURALES: El edificio acogerá cada año seis muestras dedicadas a las artes visuales, la arquitectura o la ciencia, y se inaugura con tres muestras: 'Faraón. Rey de Egipto', sobre las civilizaciones del antiguo Egipto y con obras del British Museum; 'Horizonte y límite. Visiones del paisaje', y la experiencia alternativa de La Nube, sobre la inteligencia artificial aplicada a la educación.

- OBRAS PERMANENTES: dos creadoras valencianas son las autoras de las dos obras permanentes del centro: 'Arc al cel', de Inma Femenía, una escultura que reproduce el fenómeno del arcoíris, y 'Palafit', de Anna Talens, que en el exterior del edificio hace un guiño a las arquitecturas de los agricultores de La Albufera.

- CONSTRUCCIÓN EN PANDEMIA: cinco años han pasado desde que se comenzó a idear este complejo cultural y dos desde que comenzaron las obras: el 1 de marzo de 2020, justo quince días antes del confinamiento por el coronavirus. El arquitecto ha rememorado las cinco horas que pasó solo en el edificio vacío de Calatrava y en las que concibió el "sueño dentro de un sueño" que es ya realidad.