EFEValència

La formación valenciana Capella de Ministrers ha dedicado su nuevo disco, "Claroscuro", al paso del Renacimiento al Barroco en la música española desde 1500 a 1650 con autores y cancioneros vinculados a la obra y a la figura del escritor Miguel de Cervantes.

Este disco será el número 63 de la formación dirigida por Carles Magraner, que este martes ha explicado el trabajo de seis años para la realización de esta obra que incluye 22 temas de autores como Lucas Ruyz de Ribayaz, Gabriel Mena, José Marín, Gaspar Sanz y anónimos agrupados en cuatro bloques: prólogo al oyente, primera parte, segunda parte y epílogo.

La obra del grupo compuesto por Delia Agúndez (soprano), Sara Águeda (arpa de dos órdenes) y Robert Cases (guitarra barroca y tiorba) se distribuirá en más de 28 países y diversas plataformas de todo el mundo a partir del 23 de abril, Día Internacional del Libro y jornada en la que se conmemora la muerte del escritor alcalaíno.

Desde Capella de Ministrers, que cumplirá 35 años de trayectoria artística en 2022, explican que las bases de esta propuesta musical han sido el repertorio cortesano, obras de teatro o citadas en El Quijote, "fuente inagotable de referencias" de la música y la danza de la España del siglo XVI y principios del XVII.

Además, son un conjunto de costumbres y elementos musicales que para el grupo "intensifican acciones, vinculan escenas dramáticas o ilustran personajes, muchos de ellos músicos, como el mismo Don Quijote".

El disco posee canciones y danzas que se citan en obras cervantinas, como los romances de Moraima o Valdovinos; bailes, pavanas, gallardas, canarios, folias o españoletas de El Quijote, La gran sultana, El rufián viudo o La ilustre fregona, hecho que demuestra el conocimiento musical del escritor de una música "pretérita a su tiempo".

Otras obras recogidas son las de Enríquez de Valderrábano en su Silva de Sirenas (1547) o el Romance de don Gayferos (en torno al siglo XIII), musicadas en el llamado Cancionero de Palacio, colección de música de varios compositores recopilada a finales del siglo XV en el entorno de la corte de los Reyes Católicos.

En el libreto del disco, el director del Instituto Cervantes de París, Domingo García Cañedo, subraya que El Quijote "es uno de los libros más musicales de la historia de nuestra literatura; entre la sencillez del Renacimiento y la exageración barroca estaban todos los elementos de este flamante 'Claroscuro'".

En la primera parte de El Quijote “hay muy pocas referencias musicales en comparación con la segunda, en la que las alusiones al sonido de instrumentos, danzas, canciones, romances antiguos y a la belleza de la voz humana son numerosísimas", y en diferentes momentos aparecen mencionados la mayoría de instrumentos de la época, "tanto populares como cultos, desde los instrumentos ligados al mundo pastoril a los utilizados en la Corte”.

García Cañedo también indica que muchos de los personajes de la obra “cantan o tocan instrumentos, empezando por el propio caballero que canta al son de la vihuela ‘con voz ronquilla, aunque entonada’ o pide un laúd para consolar a Altisidora”.

Por su parte, Magraner asegura que el repertorio “se deja atrás el formalismo renacentista para que surjan los contrastes acusados, la libertad creativa, las exageraciones pasionales y teatralidad con los que la música del Barroco ganó en independencia y expresión en la búsqueda por nuevas texturas, formas y cauces de expresión”.

Capella de Ministrers presentará "Claroscuro" en un concierto con el programa "Cervantes y la música" dentro del XXIV Ciclo de Música Antigua en Córdoba, que se celebrará este jueves en la sala Orive.

La formación trabaja desde hace más de tres décadas en la recuperación y difusión del patrimonio musical que ha rescatado y difundido en más de 1.500 conciertos y recogido en trabajos discográficos y varias participaciones.