EFEValència

El Teatro Olympia de València acoge desde mañana martes y hasta el 17 de octubre la obra #Puertas Abiertas, protagonizada por Cayetana Guillén Cuervo y Ayoub El Hilali, y dirigida por Abel Folk, una historia "cargada de esperanza" que transcurre durante el asalto a la sala Bataclan de París, que "agita" conciencias e invita a la reflexión sobre el terrorismo.

La obra, basada en el texto de Emma Riverola, habla sobre el terrorismo islamista y los tópicos y prejuicios que lo envuelven desde la mirada de Julie, interpretada por Cayetana Guillén Cuervo, que el día del atentado acoge en su casa a Pierre, un joven árabe interpretado por El Hilali, sumándose a la campaña de solidaridad que surgió esa noche en las redes sociales bajo la etiqueta #puertasabiertas con las personas que no pudieron volver a sus casas por el toque de queda.

La historia "parte de los atentados de París pero no va de eso sino de dos civilizaciones y religiones que se encuentran, de dos seres humanos que han crecido en contextos distintos y que solamente a través de la empatía, de la voluntad de entenderse y de escuchar al otro van a llegar a un lugar común, que son las emociones", ha relatado Cayetana Guillén Cuervo en la presentación de la obra a la prensa.

"Solo nos tenemos los unos a los otros, es necesario pararse, mirarse a los ojos, escucharse y entender las razones del otro para poder avanzar", ha añadido la actriz, y ese es el mensaje que quiere trasladar la función.

Abel Folk, director de la obra, ha asegurado que cuando leyó el texto de Emma Riverola le "colapsó", porque abordaba el tema de los atentados islamistas con una descripción muy precisa e inteligente, cierta distancia, y con un humor que a su juicio "solo los grandes autores son capaces de hacer", pero sobre todo con una gran carga de "esperanza".

El protagonista masculino, Ayoub El Hilali, ha destacado que es la historia de un encuentro de dos seres humanos que "se escuchan" a pesar de los miedos y prejuicios que llevan en su mochila personal y emocional. Ha recordado que cuando le llegó el trabajo y vio la temática fue reacio a hacerlo, pero tras leer el texto sintió la necesidad de subir al escenario y "contar esta historia" que a su juicio es "necesaria" en el momento actual.

Cayetana Guillén Cuervo ha recordado también que cuando Abel Folk la llamó para interpretar a la protagonista le pilló en un momento personal en el que había decidido dejar una temporada los escenarios de los teatros pero le animó a leer el texto y tras ello le dio un "sí" ineludible.

Para la actriz, textos como el de Emma Riverola "son necesarios" porque "cambian la sociedad a mejor, nos hacen mejores ciudadanos y nos permiten tener herramientas para convivir mejor, de una manera más serena, más sana y una expectativa de poder caminar juntos a pesar de la diferencia".

La puesta en escena conceptual aporta a la obra un "realismo mágico", ha continuado, que "llena nuestro corazón, alimenta nuestro espíritu crítico y la gente se emociona muchísimo, y esto pasa muy pocas veces".

Cayetana Guillén Cuervo ha defendido asimismo la importancia del papel de la cultura y las disciplinas artísticas para "ayudarnos a avanzar, a ser mejores personas y a crear una sociedad mejor".

El director de #Puertas Abiertas, Abel Folk, ha precisado que la obra huye de ofrecer opiniones simplistas y está llena de "grises" y reflexiona también sobre el hecho de que "somos víctimas de los grandes medios de comunicación". Ha destacado además que "convierte un pequeño miedo individual en potente", frente al general, y la empatía y el "escuchar al otro" cambia la postura inicial de desconfianza de los personajes.

El Hilali, de origen marroquí, que ha vivido en primera persona muchos de los prejuicios que se narran en la obra, concluye: "todos somos partícipes del cambio".