EFEValència

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha aceptado la dimisión presentada hoy por el hasta ahora intendente y director artístico del Palau de les Arts de València, Davide Livermore, y ha anunciado que los estatutos del coliseo serán modificados para eliminar, precisamente, la figura del intendente.

El secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona, ha hecho este anuncio en una rueda de prensa convocada tras la que ha ofrecido Livermore en el Palau de les Arts para explicar las razones de su dimisión y arremeter contra las trabas que, a su juicio, ha puesto el Consell a la gestión de este complejo cultural.

Según Girona, el Palau tendrá unos nuevos estatutos, que se presentarán la semana que viene y que contemplarán la creación de dos nuevas figuras, la de director general y director creativo, que saldrán a concurso público.

Ha dicho que tanto la modificación de los estatutos como la eliminación de la figura del intendente ya los conocía Livermore antes de dimitir, por lo que ha apuntado que esta podría ser una razón de su renuncia al cargo, ya que "no quería presentarse a concurso".

"La tarea artística del intendente ha sido de gran calidad pero su falta de respuesta, su desacuerdo con los nuevos estatutos y su voluntad de no presentarse a concurso público ha hecho imprescindible su posible salida", ha indicado.

También ha asegurado que la figura del intendente "generaba problemas de incompatibilidad nunca solucionados por Livermore", lo que ha destacado como razón principal de la modificación de los estatutos.

Girona ha recordado que en el contrato del exintendente aparecían las "incompatibilidades de su cargo" y este pide "cambiar la legislación", ya que "considera que para desarrollar sus competencias es necesario cambiar la ley".

En este sentido, ha señalado que "lo que no puede hacer la Generalitat es cambiar la legislación para que esté contento un superintendente" y ha aseverado que "nadie está por encima del marco legal vigente".

En cuanto a los dos nuevos cargos que se proponen en los nuevos estatutos, Girona ha indicado que se pretende que la figura de director artístico lleve a cabo tareas de programador y ha abierto la posibilidad de que este cargo sea ocupado por un artista, aunque, a su juicio, "no es necesario".

El perfil requerido para el nuevo director artístico es una persona que "conozca la realidad del país y su marco legal", así como que "acepte el programa", según ha señalado.

En el nuevo organigrama una persona de la sociedad civil elegida en concurso será la "cara visible" y la figura del programador hará propuestas, sobre las que opinará un Comité Asesor y que tendrán que ser aprobadas por el patronato, una estructura que ha calificado como "adecuada" para "tomar decisiones".

En relación a los problemas en los contratos directos con los cantantes que ha denunciado Livermore tras su dimisión, el secretario autonómico ha insistido en que el exintendente conocía esta cuestión "desde el principio" y ha reiterado que, a través de esta fórmula, "la gestión del Palau de les Arts ha sido un éxito".

Además, ha asegurado que el marco legal en este sentido es "igual en todos los espacios culturales de España" a la hora de "contratar las primeras voces".

Sobre las declaraciones de Livermore de que no quiere ser cómplice del cierre del Palau de les Arts, ha afirmado que la continuidad del coliseo está "garantizada" con unos nuevos estatutos que van "en esta dirección" y que lo harán "más sostenible y transparente".

Por ello, ha recordado el aumento del presupuesto de este espacio de 13,1 millones de euros en 2015 por parte del anterior gobierno a los 15,7 millones aprobados para 2018.

En cuanto a las palabras de apoyo de Plácido Domingo al exintendente, Girona ha dicho que el tenor "debería opinar sobre su actividad artística y no sobre la decisión personal de Livermore", pues no cree que la opinión de "una persona que viene de fuera" tenga "más interés".

Ha reconocido que la Conselleria está "orgullosa" de la función de Plácido Domingo en València y ha expresado su deseo de seguir contando con su apoyo.