EFEValencia

La Generalitat destinará 33 millones de euros durante el curso 2016-2017 para ayudas económicas destinadas a familias que quieran escolarizar a sus hijos de 0 a 3 años en escuelas infantiles de titularidad municipal o privada, lo que supone 3 millones más que este curso.

Como principal novedad para la próxima convocatoria de estas ayudas, que será publicada en los próximos días, la Conselleria tendrá en cuenta la renta familiar como principal criterio para su concesión, ha informado la Generalitat en un comunicado.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha explicado que con el nuevo concepto de Bono Infantil y el incremento en el presupuesto de las ayudas, aseguran que las familias "puedan acceder realmente a la escolarización 0-3 y avanzamos en nuestro objetivo de asegurar la igualdad de oportunidades educativas para toda la ciudadanía".

El objetivo es atender en mayor medida a las familias con menores recursos, y que sin las ayudas estarían en condiciones de discriminación y exclusión de la oferta de enseñanza no obligatoria del primer ciclo de Educación Infantil, según el comunicado.

Así, como establece la orden de bases reguladoras publicada hoy en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana, las ayudas oscilarán entre 70 y los 200 euros para el alumnado en el tramo de edad de 0 a 1 años; de 70 a 120 euros para el alumnado entre 1 y 2 años; y de 80 a 140 euros para el alumnado escolarizado de 2-3 años.

De este modo, para el tramo de edad de 0 a 1 años, la ayuda puede verse incrementada hasta en un 32 %; el tramo de edad de 1 a 2 años, podría aumentar su ayuda hasta en un 33 %; y en el tramo de 2 a 3 años, las familias pueden llegar a disponer de hasta un 133 % más de ayuda que el presente curso.

Buena parte de la matrícula se concentra en el tramo 2-3 y, por eso, el mínimo que se ha estipulado de ayuda es de 80 euros, un 33 % superior a los 60 euros que se han asignado hasta ahora, y el máximo 140 euros que es un 133 % superior a la cantidad única establecida hasta ahora.

En los otros dos tramos, la subida de ayuda también ha sido importante, ya que se han fijado unos máximos superiores a la ayuda que se recibía hasta ahora, según el comunicado.

El importe de la ayuda que le corresponda a cada familia se determinará en función de la renta per capita familiar y serán excluidas las solicitudes del alumnado cuya renta familiar supere 72.460 euros anuales, lo que supone que el 90 % de las familias podrán acceder a los bonos.

Otro aspecto novedoso contemplado en las bases reguladoras de las ayudas infantiles es que se financia directamente a la familia, por lo que si cambian de centro, se mantiene la ayuda.

Asimismo, se mantiene la duplicidad de las ayudas para escuelas infantiles municipales que tengan matriculados menos de 14 alumnos, a los que se les incrementará el doble del importe del bono, siempre que en la localidad no exista otro centro autorizado para impartir este nivel.

De esta forma se garantiza la sostenibilidad de las escuelas infantiles ubicadas en municipios con escasa población y que puedan seguir atendiendo las necesidades de las familias que residen en ellos, y evitar así desigualdades sociales y económicas.

Con estas ayudas, se busca potenciar la igualdad de oportunidades sociales y avanzar en la mejora de la conciliación de la vida familiar y laboral, además de que contribuyen a potenciar el éxito escolar del alumnado durante la vida académica.