EFEValència

El Teatro Olympia de València acoge desde este miércoles la obra "El abrazo", de la autora sueca Christina Herrström, dirigida por Magüi Mira y protagonizada por María Galiana, Juan Meseguer y Jean Cruz, un comedia dramática que habla de la imposibilidad del amor, "de lo que pudo ser y no fue", pero también de la aceptación de la diferencia y de la inmigración.

La obra parte del reencuentro de dos antiguos amantes, Rosa (María Galiana) y Juan (Juan Meseguer), de edades avanzadas, después de 40 años y que a lo largo de la conversación llegan a la comprensión de que han deseado tener un hijo en común, que nunca tuvieron, ha explicado Juan Meseguer durante la presentación de la obra, que estará en cartel hasta este domingo.

A partir de ahí, añade el actor, la obra "adopta otros derroteros y se convierte en una especie de realismo mágico" ante la llegada de una personaje que perturba sus vidas, interpretado por Jean Cruz.

María Galiana ha recordado que afrontó el texto con cierta inquietud al tratarse de una obra "fuera de lo común" y "extraordinariamente original", con un planteamiento alejado del teatro clásico, que juega con "la imaginación y la realidad" desde el humor, y que lanza mensajes y reflexiones que no dejan indiferente al espectador.

Por su parte, Jean Cruz ha apuntado que el trasfondo es "tremendamente potente", el de una auténtica tragedia aunque esté contada en clave de humor, con la que "todo el mundo puede sentirse identificado" y que aborda temas como los deseos y sueños perdidos y qué habría pasado si se hubiera optado por otro camino.

Magüi Mira ha sido la encargada de adaptar el texto original de la escritora sueca Christina Herrström, autora también de la novela "Mil veces más fuerte" que fue llevada al cine por Peter Schildt en 2010.

"El abrazo", lejana heredera de Strindberg, plantea situaciones cotidianas acompañadas de escenas surrealistas, que parecen despegarse el mundo racional y que plantean un "realismo mágico", precisa Galiana.

"Lo bonito de la literatura moderna es que hay cosas inexplicables", añade Juan Meseguer, y lo que hace Herrström es "presentar pero no explicar, porque hay cosas que no se pueden explicar en la vida y por ello tienen ese sentido mágico", la conocida como "serendipia", un acontecimiento feliz que puede cambiar la vida de unas personas.

La obra, que se estrenó en Madrid y ha pasado ya por los teatros de Tenerife, Huelva, Avilés y Santander, entre otras ciudades, "entra como un guante", añade el actor principal, y aunque en un principio "causa perplejidad, va poco a poco tejiendo una tela sin una solución, que juega con el subconsciente del espectador".

La obra abre también una reflexión sobre temas actuales, como la aceptación de la diferencia, la imposibilidad del amor y el reconocimiento de una vida que pudo ser y no lo fue, que ya retrataran otros autores como Edgar Neville en "La vida en un hilo", añade Meseguer.

Galiana apunta que el texto es también "bastante feminista", porque las autoras de los textos, Herrström y Mira, también lo son.

En la obra, el personaje de Juan, un hombre que se casa por interés, para mantener y mejorar su situación social, "no queda muy bien parado", mientras la protagonista, Rosa, se presenta como el contrapunto, una mujer "librepensadora" que no sigue los cánones, vive sola y está orgullosa de su situación y posición, explica la actriz.

Sobre la repercusión de la pandemia de la covid-19 en el teatro, los actores han agradecido el trabajo de los empresarios del sector, que a juicio de Juan Meseguer han sido unos "auténticos héroes" ante el cierre de salas y las pérdidas económicas que ha supuesto. EFE

eb/cbr

(foto)