EFEValència

El portavoz de Cultura del PP de Les Corts, Miguel Ángel Mulet, ha afirmado que Ximo Puig y Mónica Oltra quieren "una cultura de tercera" y "acabar" con el Palau de Les Arts, y les ha acusado de tener "una visión localista" prefiriendo la Gossa Sorda o Alabajos antes que Plácido Domingo o Gregory Kunde.

Mulet ha solicitado la comparecencia en Les Corts del conseller de Cultura, Vicent Marzà, para que explique la dimisión de Davide Livermore como director artístico del Palau de Les Arts ante "las graves" razones aducidas ayer por éste para explicar su marcha.

Según ha recordado en un comunicado, Livermore denunció "trabas administrativas, desconocimiento y un deseo por parte del Botànic de cerrar el coliseo", por lo que exige que Marzà aclare "lo antes posible esta situación de caos" en el inicio de una nueva temporada artística.

A su juicio, el partido de Marzà, Compromís, "siempre ha tenido aversión" por el Palau de Les Arts y ha estado "en contra" de que la Comunitat se convirtiera en epicentro de la cultura europea.

"La cultura es universal y es también un elemento clave para atraer turismo y hace la ciudad de Valencia más competitiva, por eso no se entiende esa permanente actitud obstruccionista de la actual administración y ese empeño por empequeñecer y deshinchar la cultura en una tierra como Valencia donde la cultura de la música siempre ha ido a más", ha manifestado en un comunicado.

El diputado popular ha señalado que Puig y Oltra quieren "una cultura de tercera" y prefieren la Gossa Sorda o Alabajos antes que Plácido Domingo o Gregory Kunde "como estrellas de sus espectáculos, en una visión reduccionista y localista".

Añade que han devaluado "con premeditación y alevosía" el nivel artístico de la Comunitat, "fulminando de hecho el gran centro internacional de ópera que es el Palau, que han dejado descabezado".

"Prefieren su kultureta con K a la Cultura con mayúsculas", ha criticado Mulet, para quien las razones esgrimidas por Livermore para dimitir confirman "la incapacidad para gestionar" del conseller de Cultura.

Según ha recordado, Livermore señaló que la situación que atraviesa el teatro de ópera valenciano es consecuencia de "una falta de conocimiento sobre cómo ha de funcionar una entidad de estas características".

Se ha mostrado sorprendido por que se deje sin dirección el Palau de Les Arts y se ponga "todo tipo de trabas burocráticas" para la contratación de espectáculos sin encontrar soluciones y, sin embargo, "no existiera ningún tipo de problema en financiar la gira particular de catorce conciertos de Raimon por 270.000 euros el pasado año".