EFEElche (Alicante)

La emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus ha impedido este año que el Ayuntamiento de Elche envíe las tradicionales palmas blancas para el Domingo de Ramos al Papa, a los Reyes y al presidente del Gobierno, entre otras personalidades, como es habitual cada año por Semana Santa.

El alcalde del municipio ilicitano, Carlos González, ha remitido sendas cartas al Papa Francisco, a los Reyes de España, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al jefe del Consell, Ximo Puig, a los obispos de Orihuela-Alicante y de Menorca, y al alcalde de Jaca, ciudad hermanada con Elche, donde lamenta que sea "imposible cumplir con esta tradición ligada al Domingo de Ramos".

Cada año, el consistorio ilicitano envía las palmas blancas elaboradas por la familia Serrano-Valero al Vaticano, el Palacio de la Zarzuela y La Moncloa. Se trata de auténticas obras de arte trenzadas a mano con motivo de la celebración del Domingo de Ramos.

"Aunque este año me hubiese gustado de nuevo enviarle una palma blanca elaborada mediante métodos completamente artesanales conservados a través del tiempo por las familias ilicitanas, la actual emergencia sanitaria que estamos sufriendo me impide cumplir con esta tradición", expone el alcalde en la misiva.

En un comunicado, el regidor ha recordado que estas palmas "se elaboran siguiendo el mismo proceso que las que los ilicitanos portan habitualmente" el Domingo de Ramos de Elche, Fiesta Turística de Interés Internacional, donde se reconoce el "profundo arraigo que esta manifestación popular de tradición, cultura y devoción tiene entre los ilicitanos y la especial alegría con que se vive en esta ciudad".