EFEValència

La undécima edición del Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina, que se celebrará del 14 al 24 de noviembre, pone en valor al mediometraje "como obra completa en sí misma y finalizada a la que hay que darle la importancia que se merece" con un certamen en el que se proyectarán 126 películas de 14 países.

En una rueda de prensa, la directora de La Cabina, Sara Mansanet, ha señalado "la incoherencia" de proyectar sesiones no individuales, "como si un mediometraje fuera media película y el público necesitara otra en la misma sesión para entretenerse", por lo que ha decidido àasar de tres sesiones dobles diarias a cuatro individuales este año.

Este planteamiento ha conllevado la reducción del precio de la entrada de las cintas, proyectadas en la Filmoteca y el centro cultural La Nau, respecto a ediciones anteriores, ha indicado.

"La Cabina es el único festival de ámbito internacional dedicado exclusivamente a películas que oscilan entre los 30 y los 60 minutos, formato que se queda a medio camino entre el corto y el largometraje, y que por eso apenas ha encontrado hueco en los circuitos habituales", ha destacado la directora.

De un total de 512 cintas inscritas, este año se presentarán en la Sección Oficial dieciséis películas de ficción de catorce países distintos, mientras que otras diez se proyectarán en Amalgama, la sección consagrada a la no ficción y otros lenguajes experimentales.

La Sección Oficial contará con debates de actualidad como la transexualidad, la pedofilia, la homofobia, la multiculturalidad o la fobia a un ataque terrorista, mientras que en la sección de Amalgama se debatirá sobre el derecho a no ser madre, la conversión religiosa o el desmantelamiento de las explotaciones mineras en España, entre otros temas.

El punto musical lo volverá a poner este año la Sección Visuals, con los grupos valencianos Mueveloreina, Bearoid y Chico y Chico DJ, que incorporarán visuales en sus actuaciones. Además, se organizarán por primera vez jornadas dedicadas a la videopoesía o a los Fashion Films.

Entre los encuentros y coloquios con el público destaca el que protagonizará el director de Tan Tale, un mediometraje interactivo que se estrenará en España en colaboración con el Institut Français de València, que permitirá al espectador involucrarse en el curso de la historia, al estilo de los libros "elige tu propia aventura".

Los trofeos que se entregarán a los dos mediometrajes ganadores, inspirados en la cerámica tradicional mediterránea, han sido realizados por la artista Ana Illueca, y simbolizan "la limitación del tiempo" que supone un formato cinematográfico tan corto, según ha explicado su autora.

El vicerrector de Cultura y Deporte de la Universitat de València (UV), Antonio Ariño, ha elogiado "la solidez y persistencia tras once años de un festival más que consolidado" y el "muy decidido apoyo de la Generalitat a la cultura, desde los últimos cuatro años, con el cambio que supuso el gobierno del Botànic".

"La UV defiende el patrimonio ,el conservacionismo y la transgresión, porque creemos que desde la ruptura podemos encontrar soluciones sociales", ha recalcado Antonio Ariño en línea con los valores del festival "originalidad, modernidad y calidad cinematográfica".

El secretario Autonómico de Cultura, Albert Girona Albuixech, ha asegurado el festival de "atractivo" por tener "su propio formato y una identidad y un público claros y definidos".