EFEValència

La escultura La Pamela, del artista valenciano Manolo Valdés, será trasladada a principios de 2018 a la explanada del Tinglado número dos de La Marina de València tras formar parte de una exposición temporal en la Ciutat de Les Arts i les Ciències desde junio.

Según ha informado La Marina en un comunicado, La Pamela ha resultado ganadora en una votación popular junto con otras cinco piezas del mismo autor, por lo que será instalada en la dársena valenciana y para ello se trabaja ya en la habilitación de una peana de hormigón y madera para anclarla.

La Fundación Hortensia Herrero, que se comprometió a adquirir la obra para cederla a la ciudad, convocó la votación entre los visitantes de la exposición, que han elegido La Pamela con 12.855 de los 41.500 de los votos registrados en dos meses y medio que han permanecido abiertas las urnas.

Según el encargado de la coordinación de este trabajo, Carlos Campos, para el traslado de la escultura se utilizará una grúa de dimensiones especiales y se desmontará la pieza en diferentes partes con el objetivo de "lograr la máxima protección".

Además, ha anunciado que la escultura se instalará mirando al mar, ya que, a su juicio, "es una obra para ser contemplada con una perspectiva de 360 grados" y de esta forma "se remarca el carácter singular de La Marina".

La peana sobre la que se colocará la pieza, con una altura aproximada de un metro, consta de tres niveles y va forrada con un revestimiento especial de madera para que "resulte visualmente atractiva a los visitantes".

La escultura será accesible al público, pues aun con la altura a la que será colocada, "no está separada físicamente de las personas que vengan a verla, sino integrada en el paisaje", ha afirmado Campos.

La Pamela también irá identificada con una leyenda en la que se explica tanto el título de la obra y el autor como el proceso de cesión ejecutado por la Fundación Hortensia Herrero.