EFEJoan Castelló Cullera (Valencia)

La lluvia fue un invitado más a la inauguración de la quinta edición del Medusa Sunbeach, el festival de música dance y techno que se celebra en la playa de Cullera hasta el 12 de agosto con actuaciones de más de medio centenar de grupos y pinchadiscos.

La amenaza de lluvia sobrevoló durante toda la tarde del viernes, pero no se hizo realidad hasta la una de la madrugada del sábado, cuando descargó una tormenta acompañada de aparato eléctrico que dejó entre 10 y 15 litros por metro cuadrado durante cerca de dos horas, pero que no fueron suficientes para suspender el festival.

Bajo una pertinaz lluvia, los meduseros sacaron paraguas, chubasqueros, banderas y cualquier elemento que les cubriera la cabeza y parte del cuerpo para seguir saltando y bailando a un ritmo frenético.

El temporal estuvo activo durante las actuaciones musicales de Nicky Romero, Alesso, en el escenario Invaders (el principal de este festival, con 30 metros de altura y 100 metros de anchura), y de Matador y Toni Varga, en el Resonance, que fueron los responsables que la fiesta continuara, aunque algunos jóvenes desertaron en busca de cobijo hasta que las lluvias remitieron.

Pese a estar al lado mismo de la playa, junto a las dunas de la desembocadura del Júcar, los conciertos pudieron seguir gracias en parte a que la organización había puesto césped artificial en las zonas destinadas al público, lo que permitió que el agua se fuera drenando poco a poco, evitando que el recinto se convirtiera en un lodazal.

Previamente, a las 00.00 horas, se realizó el show de apertura del festival, en el que no faltaron la música electrónica, los juegos de luces, los castillos de fuegos artificiales y los efectos especiales, que encandilaron a los cerca de 60.000 asistentes a esta primera jornada del Medusa.

Una de las principales atracciones de esta primera jornada del festival fue la actuación, a partir de las 20.00 horas, de Marshmello, un Dj y productor estadounidense especialista en los géneros future bas, trap, dubstep y electrohouse, que(H1) que hizo vibrar a los miles de seguidores que siguieron su ritmo frenético en el escenario Invaders.

Las primeras actuaciones del Medusa 2018, a partir de las 17.00 horas, corrieron a cargo del Dj y productor hispano-holandés Brian van Andel (en el escenario Invaders), un consumado especialista de los ritmos, Muller (en el Resonance), un mago de la música house, y el Dj Xoan (en el Little Bird).

Tras las actuaciones, entre otros, de Javi Boss, Borgore, Quintino, Energy Time, Nicky Romero y Dj Nano, el cierre de esta primera jornada corrió a cargo de Space Elephants, un grupo de Dj y productores de estilo musical Indietronica, Electro y Dubstep.

Para esta noche, una de las principales atracciones es Carl Cox, especialista en mezclar música electrónica de los géneros house, techno y tech-house.

Actuarán también el dúo neerlandés W&W, Ivesv (especialista en electro-house y progressive), la Dj holandesa afincada en Ibiza Chelina Manuhuto y, como final de la segunda jornada, el dúo Lny Tnz, que han consolidado como su seña de identidad la combinación del rap con ritmos emblemáticos a 150 BPM (beats por minuto).