EFEValència

Las 36 sociedades musicales de València han cifrado en casi 700.000 euros las pérdidas motivados por la crisis de la covid-19, y han pedido al alcalde de la ciudad, Joan Ribó, ayuda para poder seguir adelante con su labor artística, cultural y social.

La Coordinadora de Sociedades Musicales de la ciudad de Valencia (COSOMUVAL) y la comarca de la ciudad de Valencia de la FSMCV han solicitado una reunión con el alcalde para articular medidas conjuntas que permitan que el colectivo continúe desarrollando su actividad, según un comunicado de la organización.

Las pérdidas económicas de casi 700.000 euros hacen referencia al cierre de las escuelas de música, la suspensión de actos, la reducción de alumnos y socios, o los despidos de personal, a los que habrá que sumar los gastos en medidas de seguridad e higiene para retomar la actividad musical, casi 27.000 euros.

Ante esta situación, piden medidas que avalen la seguridad de los centros educativos y auditorios para que el público vuelva a asistir cuando se abran y se retome la actividad, y ayudas para garantizar la estabilidad de los puestos de trabajo que se han visto afectados por las consecuencias de la pandemia.

También demandan iniciativas que palíen la reducción de ingresos derivada de la cancelación de conciertos, acontecimientos o actos festivos y, en definitiva, "un apoyo claro para afrontar esta compleja realidad que pone en riesgo la pervivencia de un colectivo plenamente arraigado en cada uno de los barrios de la ciudad".