EFEValència

El escritor Manuel Vicent ha afirmado esta mañana que el escultor Andreu Alfaro "encontró la armonía en el fondo de València", ya que "tenía un amplio conocimiento de las pequeñas pasiones del pueblo", que después trasladaba a sus obras.

Manuel Vicent, que ha participado hoy en València en un coloquio sobre Andreu Alfaro y la cultura valenciana de la segunda mitad del siglo XX, ha explicado que conoció la obra de ester escultor en los años 60 en Madrid, desde donde asistió "a una especie de renacimiento valenciano de la mano de personas como Joan Fuster, Vicent Ventura o el propio Alfaro".

"Alfaro tenía una proyección colectiva de su trabajo", ha señalado Vicent, que, además, ha indicado que al escultor valenciano le define "la búsqueda de la universalidad mediterránea a través de la estética".

Según Manuel Vicent, "Alfaro adquiría el compromiso con su país al titular sus esculturas. Muchas de sus obras poseían títulos de canciones de Raimon, como "Al vent".

Otro de los participantes en el coloquio ha sido el cantante Raimon (Xàtiva, 1940), quien ha comentado que, a finales de los años 50 y principios de los 60, había en València "un despertar del valencianismo", y que, a través de la figura de Vicent Ventura, conoció al escultor valenciano, cuya obra provocó "una ruptura insólita en la València de los años 60 y 70".

"En la memoria queda la fuerza de la personalidad de Alfaro", ha resaltado Raimon.

Sobre su ideología política, el moderador del coloquio, Tomás Llorens, ha afirmado que Alfaro era, en el aspecto político, "un hijo de Vicente Ventura", que "no era exclusivamente nacionalista", sino que también poseía "un componente de conciencia social".