EFEValència

La exposición 'Malheridos. La huella del tiempo en las bibliotecas REBIUN' es un viaje entre los siglos XIV y XX de la mano de libros y manuscritos que reflejan la censura, la restauración y los desastres ambientales que ha vivido la sociedad, y que según el vicerrector de Investigación de la Universitat de València (UV), Carlos Hermenegildo, demuestra que "no solo están malheridos los humanos, también lo pueden estar los libros".

En la sala Duque de Calabria del Centre Cultural La Nau, y con aproximadamente 250 libros donados por el propio duque, ha tenido lugar este jueves la inauguración de la exposición que se celebra en el marco de las III Jornadas de Gestión del Patrimonio y que permancerá abierta hasta el 4 de septiembre.

La muestra, que está dividida en seis secciones: 'Censura'; 'Desastres', 'Causas intrínsecas de deterioro'; 'Biodeterioro'; 'Factor Humano' y 'Restauración y conservación preventiva', recoge una selección de más de cincuenta documentos, entre los que se encuentran siete manuscritos y cinco incunables, a través de los cuales se exponen las principales causas capaces de alterar su integridad.

Con la misión de que libros y manuscritos, con un inestimable valor histórico, lleguen a las generaciones futuras en forma de legado, las comisarias y restauradoras del Servicio de Bibliotecas y Documentación de la UV, Susana González Martínez y Mónica Pintado Antúnez, han llevado a cabo la exposición.

Las comisarias han realizado junto a los asistentes un tour por todas las vitrinas, y sobre la primera, 'Censura', han explicado que evidencia la acción protagonizada por la Inquisición o por la mano de antiguos poseedores.

Entre las obras destacan el manuscrito conocido como 'Cançoner de Maians' que transcribe las obras de Joan Roís de Corella y que sufrió un proceso de autocensura por el que se canceló el texto donde empezaba la obra 'La suplicació de natura humana', mediante una gran mancha de tinta que impide su lectura.

'Desastres' se centra en la riada que asoló València en 1957, y según han explicado las comisarias, "sus efectos se pueden apreciar en un ejemplar de la obra de Luis Vives 'Tratado del socorro de los pobres', impresa en València en 1781, en el que aún permanece la capa del lodo del desastre". También se encuentran expuestos, documentos, fotografías e informes afectados por la inundación.

Le sigue la sección 'Causas intrínsecas' que ofrece una visión sobre cómo la diferencia de calidad de los materiales, el modo de fabricación de papel y las tintas han influido en su conservación. Las comisarias han destacado un volumen de la 'Encyclopédie de Diderot' y d'Alembert, por el grabado sobre el secado al oreo de las hojas.

Han resaltado también los daños que pueden llegar a causar insectos y roedores, reflejados en una selección de obras que presentan orificios, galerías y graves perdidas de su materialidad, "resultando un serio problema para los fondos de archivos y bibliotecas", han matizado.

Pero, al parecer, no solo han sido insectos los que han destruido valiosos recuerdos históricos: el ser humano también lo ha hecho, y como muestra de ello han dedicado una vitrina denominada 'Factor humano' que recoge libros "mutilados por la avaricia humana y dañados a causa de antiguas intervenciones de reparación, que con el tiempo, han resultado desafortunadas", han recalcado Susana González y Mónica Pintado.

Han destacado un ejemplar de la colección de códices del Duque de Calabria, que en el siglo XIX sufrió la "mutilación" de dos de sus miniaturas.

La muestra culmina con la sección 'restauración y conservación preventiva' que pone en valor el trabajo de restauración que hoy en día permite recuperar los ejemplares dañados, como el caso del 'Diari del Compromís de Casp', datado en 1412.

La directora de la Biblioteca Histórica, María Jesús García, ha añadido que se trata de una exposición con libros, manuscritos, fotografías y documentos que forman parte del patrimonio bibliográfico universitario y que están marcados por las cicatrices de su devenir histórico.

Mª del Mar Benlloch Carramolino