EFETorrevieja (Alicante)

‘Cuéntame y cántame una habanera’ es el recital que ha protagonizado la cuarta velada del 67 Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía de Torrevieja (Alicante), donde, por primera vez, la poesía y el canto coral han ido de la mano gracias a la actriz María Galiana, el barítono Luis Santana y el pianista Víctor Carbajo.

El Coro Sinfonía de Torrevieja, bajo la dirección de Selena Cancino, también ha formado parte de este espectáculo, que ha combinado los versos de poemas como ‘Bautismo no bautiza’ de Ramón Campoamor, con canciones al piano como ‘Vivo sin ti’ de César Cánovas o ‘Niña Pancha’, canción del siglo XIX de Joaquín Valverde.

Los textos han sido declamados por Galiana, quien ha reconocido, antes de salir al escenario, que, a través de los poemas, en su mayoría relacionados con la habanera y Torrevieja, ha descubierto el “espíritu” de este género.

“La habanera es una mezcla de melancolía, tristeza y alegría, recuerdo, cariño, añoranza y carencia, musicalmente hablando”, ha expuesto la actriz, conocida entre otros por su personaje de ‘Herminia’, la abuela, en la serie de ‘Cuéntame’ de Televisión Española.

Para la intérprete, este espectáculo es una “novedad y una alegría extraordinaria”. Ha asegurado, en esta línea, que sí conocía el género la habanera: “para nosotros, los sevillanos, la relación del Guadalquivir con Cuba ha sido siempre bastante larga. No yo, pero sí mis abuelos y bisabuelos. Para nosotros la habanera es algo conocido”.

El barítono, Luis Santana, se ha mostrado “emocionado” por su participación en este festival “tan reconocido” y en el que ya participó hace años con la coral de Zamora, su tierra.

Esta cuarta velada marca el ecuador de este certamen, atípico en su configuración, donde se ha exhibido versatilidad y capacidad de reinvención en las particulares circunstancias actuales de la pandemia del coronavirus.

En la noche de este miércoles se ha puesto en escena un espectáculo que, con la habanera como protagonista, ha ido más allá de lo que en sí mismo se conocía en un evento coral como éste.

Hasta el emblemático recinto de las Eras de la Sal, para arropar este certamen, también se han desplazado el presidente y la directiva de la Asociación Española de Directores de Coro (ADECORO), Ramón Gil y Nuria Fernández, respectivamente.

Gil ha “celebrado” que este certamen se pueda hacer, “aunque sea de manera distinta”. Ha reconocido, en este punto, que los directores están “sufriendo un gran desgaste. El tejido coral se ha erosionado mucho en este último año, aunque hemos conseguido salvar la temporada. Esperamos el apoyo social y de las instituciones”.

Unas palabras que ha suscrito Nuria Fernández, quien ha asegurado que “el mundo coral es un entorno y escenario, en muchos casos, de supervivencia. No siempre se cuenta con el apoyo que nos gustaría para desarrollar nuestra labor”.

Ha asegurado que han vivido esta gala “con ilusión. Para nosotros es un honor poder compartir y aprender cada vez que venimos cómo se canta y se vive la habanera”.

Para la velada del jueves 22 de julio subirán de nuevo al tornavoz, tras dos años de ausencia, el Coro Maestro Casanovas de Torrevieja y el coro Voces Graves Quercus Robur de Villarrobledo (Albacete).