EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha rendido este viernes un homenaje al poeta valenciano Francisco Brines, de cuya muerte se cumple un año, visitando en el Cementerio General de València el lugar en el que reposan sus restos y donde ha valorado su voz "bella, profunda y eterna".

Puig ha dejado allí flores blancas y un ejemplar del poemario póstumo 'Donde muere la muerte', acompañado por unas palabras manuscritas con las que le recuerda al poeta de Oliva que sus versos "resuenan" como "una verdad rotunda"."No hay muerte para la poesía", dice el president en ellas, y añade: "Hoy tu voz sigue sonando. Bella, profunda y eterna", porque "no hay adiós que la acalle".

En unas declaraciones realizadas durante su visita, el president ha hablado además de la importancia de que su legado literario, valedor del Premio Cervantes 2020, sea conocido por las generaciones futuras, según informa la Generalitat.

También ha señalado que 'Donde muere la muerte', que el escritor no pudo llegar a ver editado, condensa el sentido de la vida y de la muerte que está presente en toda su obra.