EFEMadrid/València

El historiador y crítico de arte Tomás Llorens, fallecido este jueves a los 85 años de edad, abogado de formación, fue profesor, crítico de arte y académico de Bellas Artes de San Fernando, y dirigió el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), el Museo de Arte Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza.

Aunque licenciado en Derecho y Filosofía, Llorens, nacido el 4 de octubre de 1936 en Almassora (Castellón), se relacionó siempre con el mundo del arte, primero como profesor universitario, luego como crítico y organizador de diferentes exposiciones nacionales e internacionales, y finalmente como director de museos, y fue comisario de alrededor de sesenta exposiciones.

Entre 1962 y 1972 enseñó Estética en la Universidad Politécnica de Valencia, pero fue expulsado y durante la dictadura franquista estuvo encarcelado y se vio forzado a salir de España.

Entre los años 1972 a 1976 formó parte del laboratorio de investigación de la Portsmonth Politecnic School of Architecture (Gran Bretaña) y fue conferenciante del mismo centro (1976-84), además de profesor invitado en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (1977-80), la Politecnic of Central London (1977-81) y la Escuela de Arquitectura venezolana de Maracaibo (1979-80).

Llorens integró el comité organizador de las muestras "Spagna vanguardia artística e realtá sociale 1936-1976" (1976-Venecia); "Art i modernitat en la Cultura Catalana" (1978-Berlín), y "Alfaro, escultures en el Born" (1983-Barcelona).

En 1984 estuvo a su cargo la concepción, redacción y el seguimiento del programa para la creación del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), en sus vertientes arquitectónica, museológica y administrativa, y después ocupó el cargo de director gerente del mismo y director general del Patrimonio Artístico de la Generalitat Valenciana.

Asimismo, formó parte de la Comisión Asesora para la Coordinación de las actividades del Centro de Arte Reina Sofía, que pasó a dirigir en 1988.

El Reina Sofía abrió sus puertas el 31 de octubre de 1990 y Llorens, su primer director, decía entonces: "La implantación de un museo de arte moderno en España ha sido, hasta la fecha, una frustración repetida, el proyecto ha llegado hasta la actualidad como una necesidad, con más futuro que pasado. El Museo Reina Sofía es una propuesta para colmar esa necesidad".

Además, el historiador fue comisario de la exposición "Siglo de Picasso", presentada por el propio Llorens en 1987 en el Museo parisino de Arte Moderno.

El Consejo de Ministros del 28 de diciembre de 1990 lo destituyó al frente del Museo de Arte Reina Sofía por "una disparidad de criterios sobre la concepción del proyecto museológico". Su sucesora fue María Corral.

A comienzos de 1991 se convirtió en conservador jefe de la colección Thyssen-Bornemisza, cargo vacante desde septiembre de 1990, y dicha colección fue presentada por Llorens y los barones Thyssen en el Palacio Villahermosa de Madrid durante el último trimestre de 1992.

El 10 de marzo de 2005, a los 68 años, y después de catorce años como único director del museo Thyssen, comunicó al Patronato su intención de dejar el cargo, salida que se produciría de forma gradual, hasta la incorporación de su sucesor, Guillermo Solana, incluso con un período de solapamiento para facilitar el traspaso de funciones.

A pesar de su salida de la dirección del museo, Llorens continuaría con sus proyectos como comisario de las exposiciones "Realismo de entreguerras" (2005) o "Vanguardias rusas" (2006).

Además, el patronato pidió por unanimidad que la ministra de Cultura y presidenta del patronato entonces, Carmen Calvo, elevara al Consejo de Ministros su nombramiento como patrono de la fundación.

Todos los miembros coincidieron en señalar que la labor de Llorens durante los catorce años de su dirección habían sido claves en el desarrollo y el prestigio alcanzado por el Museo.

Tomás Llorens fue condecorado en 1996 en Madrid por el embajador de Francia, André Gadaud, con las insignias de Oficial de las Artes y las Letras.

En 2001, publicó el libro "Nacimiento y desintegración del cubismo: Apollinaire y Picasso" y se le deben numerosos artículos en revistas y catálogos de exposiciones.

Entre sus últimos trabajos, en 2020 fue comisario de la retrospectiva de la obra de Antonio López desde los años de juventud, al inicio de los 50, hasta la actualidad, un recorrido por la producción del artista castellanomanchego donde, por primera vez, expone junto a su mujer, la pintora figurativa María Moreno, ya fallecida.

Tomás Llorens dimitió el 30 de octubre de 1998 como integrante del Patronato de la Fundación Antonio Saura que, desde la muerte del pintor no acababa de llegar a un acuerdo con las herederas.

En 2007 recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

El historiador y crítico de arte estaba casado con la pintora Ana Peters y era padre de tres hijos.